Un bicampeón indiscutible

231
Los campeones festejan el título. Foto: Pasión Sports.

Con un plantel numeroso y de alta calidad, sumado a un entrenador prestigioso, inteligente y ganador, un cuerpo técnico trabajador, una dirigencia seria que apostó por un proyecto y una hinchada seguidora, el “Chimango” volvió a gritar campeón de la Liga Necochea de Fútbol.
Tras consagrarse campeón en 2017, Independiente de San Cayetano redobló la apuesta y desde principios de año, se armó con el objetivo de conseguir el bicampeonato.
El hecho de contar con grandes jugadores y un excelente director técnico, no siempre asegura los éxitos y, en muchos casos, el favoritismo suele generar una presión que no todos los planteles soportan.

Arriba la copa. Independiente recibe el premio de campeón. Foto: Pasión Sports.

Pero este equipo, demostró que nunca le pesó el hecho de ser el gran candidato; por el contrario, lo aceptó desde el primer momento y lo tomó como un hecho a favor, haciendo valer la jerarquía ante cada uno de los rivales que se le paró enfrente.
En la primera mitad del año, aún rotando su equipo titular, sacó una ventaja notable, que le permitió jugar más de medio torneo sabiendo que tenía un lugar en semifinales asegurado.
Fue en ese tramo que pareció relajarse y aparecieron algunos traspiés, pero en la parte final de la fase clasificatoria, volvió ese equipo firme, con alto poder de gol y temible para sus rivales.

DT en andas. los jugadores festejaron junto a Damián García. Foto: Pasión Sports.

En semifinales, superó con absoluta comodidad a Rivadavia, y en la final, se encontró cara a cara con el rival de toda la vida, Sportivo, sin dudas, el otro gran protagonista del torneo.
No era una final más para el “Chimango”, que estaba ante la gran posibilidad de tomarse revancha de lo sucedido 20 años atrás, cuando el rojo le había ganado en el “Juan Bautista Marlats” y se había consagrado campeón; además de aquella derrota en las semifinales de 2016.

Un triunfo vital
Y el primer paso, que terminaría siendo decisivo, lo dio como visitante, en el “Felipe Serafini”, donde venció al local por 2 a 1, tomando la ventaja en la final.
Pero tal como lo expresara ante Sendero Regional uno de los referentes del equipo, Matías Aranda, ese encuentro no había definido nada. Y eso quedó en claro en la tarde del domingo, donde la multitud que se hizo presente, se encontró con un encuentro muy parejo, duro, por momentos aburridos, lógico teniendo en cuenta lo que estaba en juego.
Los dirigidos por Damián García hicieron valer la ventaja conseguida en el partido de ida, manejaron el trámite de la revancha con sapiencia y tranquilidad, y con el empate sin goles, consiguieron dar la esperada y merecida vuelta olímpica en su cancha, para el delirio de toda su gente.
Indiscutiblemente, Independiente de San Cayetano fue el mejor equipo del torneo, el que jugó el fútbol más vistoso, el que se cansó de ganar partidos y hacer goles, al que le llegaban poco y le convertían menos.
Independiente tuvo un líder indiscutido, Damián García, el directo técnico que convenció a sus jugadores de su idea, el que se ganó el cariño de todo el plantel, tanto que una vez consumado el triunfo, corrieron a levantarlo en andas.

Saludo en el balcón. Los jugadores compartieron la alegría con sus hinchas desde el balcón del club. Foto: Lucas Lobos.

Pura jerarquía
Pero ningún conductor, por mejor que sea, puede lograr resultados sin protagonistas que lleven a la cancha su idea, y allí aparece un plantel súper inteligente y de gran jerarquía, con un arquero que transmite seguridad, como Franco Costanzo; dos valuartes en la zaga central como “Cuchi” Espende y Emiliano Cortés; un referente que es el alma del equipo, como Gabriel Darroquy; un grupo de mediocampistas que conjugan quite, entrega y buen juego, como Santiago Vásquez, Sebastián Corti y Lucas Muñoz; un todo terreno que aporta gran recorrido y desnivel, como Daniel Azurmendi; y un ataque que es la envidia de cualquier equipo, con David Moreno, Brian Cortadi y Matías Aranda.
Pero más allá de los mencionados, todos tuvieron su aporte fundamental para conseguir este título; Jonathan Suhit, Matías Jalil, Emanuel Truitiño, “Pancho” Roque, Pablo Sosa, Maximiliano Ciarniello, Franco Maidana, Facundo Charmelo y un grupo de juveniles que siempre estuvieron a la orden del DT.
Independiente de San Cayetano volvió a festejar, volvió a gritar bien fuerte Campeón.
El “Chimango” es el indiscutible bicampeón de la Liga Necochea de Fútbol.