Un empate que deja mejor parado a Sportivo

134

Jorge Newbery de Lobería y Sportivo San Cayetano, entregaron un encuentro sin goles pero muy emotivo, en el partido de ida por las semifinales.
Sin dudas, la igualdad le cayó mejor al rojo sancayetanense, que ahora definirá el pase a la gran final en su cancha, con la posibilidad de clasificarse con sólo un empate, debido a la ventaja deportiva que tiene.
Sin su goleador, Gonzalo Gómez, que pasó a Douglas Haig de Pergamino, el “Mono” Bruno apostó a “Nico” Baigorria como único punta, acompañado por Ramírez y Trejo con mucha llegada.
Por su parte, “Nacho” Iglesias armó un esquema ofensivo, con Ariel Gutiérrez y Lucas Pérez llegando por las bandas, Martín Ledesma como enganche y “Pipi” Parra e Iván Gutiérrez como puntas.
En el arranque del encuentro, el menor de los Gutiérrez metió un gran pase para Parra, que cara a cara con Aranguren definió apenas desviado.
Sportivo complicaba al local con los buenos encuentros entre Baigorria y Ramírez, quienes armaron una buena jugada, que desbarató con lo justo Massan, cuando llegaba sólo Rodríguez para definir. Vale destacar que en un momento, el aurinegro acumuló reiteradas faltas sobre estos dos habilidosos jugadores de Sportivo, lo que generó el reclamo del DT visitante, que pedía amonestaciones.
Apenas pasada la media hora, llegó la gran polémica de la tarde, cuando el árbitro Facundo Acevedo ignoró un clarísimo penal de Coppens sobre Iván Gutiérrez. Tras un doble enganche, el jugador aurinegro iba a quedar sólo ante Aranguren, cuando el defensor visitante fue el piso y lo barrió a la vista de todo el estadio. Inexplicablemente, el árbitro del encuentro no marcó el penal y generó el enojo de jugadores e hinchas locales.
Sobre el final del primer tiempo, Sportivo tuvo una clarísima, cuando Aguilera remató desde afuera del área, le pelota se desvió en cardozo y le quedó a Roteño, que sólo ante Irigoyen, quiso tocar al medio para Baigorria, aunque el pase no fue certero y se terminó perdiendo por línea de fondo.
El complemento siguió teniendo un trámite parejo, aunque las situaciones de gol fueron casi todas del local.
La primera la generó Gonzalo Wasltet, con un centro desde la derecha, que parecía meterse al segundo palo por encima de Aranguren, que con gran esfuerzo, logró tapar de manera excelente.
Un minuto después, tras un centro desde la izquierda, “Chochi” Omar cabeceó absolutamente sólo, aunque su frentazo picó y se fue apenas por arriba del travesaño, cuando el “Ruso” ya estaba vencido.
El local siguió yendo y Martín Ledesma, la gran figura del partido, sacó un derechazo tremendo, que generó una nueva tapada brillante del arquero visitante.
Jorge Newbery quería el triunfo y estuvo muy cerca de conseguirlo a través de Iván Gutiérrez, que definió por encima de Aranguren, aunque la pelota dio en el travesaño; el rebote le quedó nuevamente al delantero aurinegro, aunque su cabezazo fue tapado una vez más por el “1” de Sportivo.
El visitante casi no atacó en el segundo tiempo, aunque tras algunos cambios muy ofensivos que metió el local, contó con más espacios y logró sacar un contragolpe muy bueno, que manejó Ramírez y finalizó Coppens, entrando por el centro del área, aunque su remate fue tapado de gran manera por Matías Irigoyen.
El local mereció más, pero Sportivo, con oficio, se llevó un empate que lo deja mejor parado para la revancha, ya que definirá de local y con ventaja deportiva, por lo que un empate le bastará para ser finalista.
Jorge Newbery deberá ganar en San Cayetano si quiere estar en la gran final, y aunque la empresa no será fácil, por lo visto en la tarde del domingo, tampoco parece imposible.
La serie está abierta.