San Manuel, una comunidad unida

183

En el mes de julio del pasado año, el Monseñor Marino, obispo de la Diócesis de Mar del Plata nombró oficialmente al padre Hernán David como Párroco de la Parroquia Nuestra Señora de Fátima de San Manuel. Hernán conoce la pequeña ciudad desde hace varios años, su acercamiento comenzó mucho tiempo atrás. “Conocí San Manuel siendo seminarista, fue en el año 1987. En las vacaciones de julio hicimos un encuentro de seminaristas de la diócesis de Mar del Plata durante tres días porque la idea era conocer toda la zona. Cada año íbamos a una parroquia distinta y  ahí tuve mi primer acercamiento con el párroco Julio Melucci. Luego ya como sacerdote, vine en distintas ocasiones sobre todo en celebraciones. Hace poco tiempo comencé a venir desde Mar del Plata para  acompañar a  la comunidad  la semana siguiente del fallecimiento del párroco Julio, los domingos por la tarde para la misa y el lunes en  el colegio y desde el mes de julio del 2016 asumí como párroco, estableciéndome ya como vecino en San Manuel”, contó Hernán al recordar cómo fue su acercamiento a la parroquia.

Hernán viajó desde Mar del Plata a San Manuel para oficializar como párroco de la Iglesia. “Si bien el cambio es grande, me voy adaptando con agrado al ritmo más sereno y la vida con otros tiempos y desafíos distintos. He sido muy bien recibido, con calidez y cercanía. San Manuel es una comunidad unida, activa y donde la figura sacerdotal, sin duda por el testimonio y trabajo incansable de Julio, es valorada y querida, y así lo percibo en el recibimiento”, reflexión el párroco David.

Tanto en la parroquia como en el colegio parroquial hay una gran participación de las familias, sin embargo el desafío sigue siendo llegar a todos los miembros de la comunidad. “En San Manuel nos propusimos seguir trabajando especialmente por los jóvenes y las familias,  que la comunidad sea un verdadero lugar de encuentro para todos. Es un camino que debe hacerse en comunidad y tal vez este sea también un desafío,  sentirnos todos parte y responsables de la comunidad parroquial: opinar, discernir y comprometernos juntos. La Iglesia  no la hace el cura, es un camino en comunidad, todos formamos parte”, dijo Hernán.

Este año es especial porque se cumplen 100 años de la aparición en Portugal de la Virgen de Fátima, patrona de San Manuel. En este sentido el párroco explicó que “el Papa nos invita a celebrarlo especialmente todas las comunidades que estamos bajo su patrocinio desde el 13 de mayo todos los días 13 hasta octubre que fueron los días en que se apareció a aquellos pastorcitos: Jacinta, Francisco y Lucía en 1917. Queremos que María visite todos los hogares, por eso será un año de Misión Mariana”.

Al ingresar por el arco de acceso en el cruce de La Alianza un cartel dice: San Manuel, un lugar en el mundo, y San Manuel tiene su encanto.  “Que Dios nos bendiga en este aniversario para que crezcamos en identidad de familia, de pueblo, de hermanos. Celebrar un nuevo aniversario del pueblo tiene que ser un  recordar y agradecer, un compartir y renovar el compromiso de seguir construyendo una comunidad unida, que sea casa de todos; seguir cuidando y haciendo crecer nuestras instituciones que dan vida fraterna y servicio”, concluye Hernán en relación al aniversario de  San Manuel.