Otro podio para mantenerse cerca del líder del campeonato

210

Mariano Altuna apuntó todos sus cañones al TR V6, y quiera ser gran protagonista en la temporada 2017, tal como lo fue en los últimos años.

El “Monito” había tenido un gran arranque de año con un segundo puesto en Paraná, aunque en la segunda fecha, cuando peleaba por un lugar en el podio, un toque lo hizo retrasarse.

El de Lobería logró meterse entre los cinco primeros en la clasificación del sábado en Salta, lo que le permitía soñar con pelear entre los de arriba.

Mariano largaba detrás de Agustín Canapino, Matías Rossi y Matías Rodríguez, aunque en la largada misma, todo cambiaría.

Rossi se largó mal, Rodríguez lo superó y el loberense le ganó la cuerda. Cuando transitaban la primera curva, Rodríguez fue a buscar a Canapino, llegó con mayor velocidad a la mitad de la curva y perdió carga cuando tocó la parte trasera del auto de Arrecifes. El auto de Rodríguez entró en trompo, Altuna levantó levemente, evitando chocarlo de frente, aunque el que no pudo hacer nada fue Rossi, quedando los dos fuera de carrera. El loberense quedó segundo detrás de Agustín Canapino, aunque desde allí y hasta el final hubo poco por contar.

Si bien por momentos Mariano apuró al puntero, nunca llegó a intentar una maniobra de sobrepaso.

Los dos sacaron una amplia ventaja por sobre el resto y la única duda era saber si entrarían a recargar combustible, algo que finalmente concretó sólo un grupo de pilotos.

Pura estrategia

Cuando existía la certeza de que los punteros no ingresarían a boxes y la estrategia era llegar hasta el final con el combustible inicial, el interrogante pasó a ser si llegarían a la bandera a cuadros.

El equipo de Altuna le pedía tranquilidad al piloto, que a falta de varias vueltas evidenció que la idea era llegar y no ir en busca de la carrera. “Vamos a cuidar, estamos con lo justo” le decían desde su equipo.

Y eso hizo el “Monito”, que si bien bajó el ritmo, nunca pasó sobresaltos para cuidar su posición. Finalmente llegó a la bandera a cuadros con tranquilidad, detrás de Canapino y delante de Oscar Conta.

Más allá de la gran carrera y el buen resultado, Mariano no se mostró demasiado feliz en el podio. La estrategia fue buena, fue segundo y sumó muy buenos puntos, pero el loberense entendió que “es una cagada, fue una carrera aburrida. La gente pagó una entrada para ver una carrera y terminó viendo pasear a los autos. Ojalá se revea en la carrera que viene, porque no es el automovilismo que me gusta”.

Habrá que ver si para la siguiente fecha se toma alguna decisión, ya que la categoría apuesta a una carrera larga para que los pilotos deban ingresar a cargar combustible, pero no contaban con que los equipos arriesgaran tanto, lo que finalmente les salió bien, pero conspirando contra el espectáculo, tal como lo afirmó el piloto de Lobería.

Con tres fechas disputadas, Mariano Altuna se ubica tercero en el campeonato con 40 unidades, 18 menos que el puntero, Agustín Canapino, y 4 menos que el segundo, Ricardo Risatti. Detrás aparecen Gabriel Ponce de León con 36, Mauro Giallombardo con 34, Humberto Krujoski con 20 y Matías Rossi con 18.

La próxima fecha será el 30 de abril, en Resistencia, Chaco.