Los concejales de Lobería opinan sobre la legalización del aborto

995

Desde hace unos meses, se viene dando en la Cámara de Diputados un histórico debate, sobre la despenalización y legalización del aborto.

A lo largo de las últimas semanas, se han escuchado múltiples voces que se muestran a favor y otras tantas que expresan su desacuerdo, cada uno con sus argumentaciones. Incluso, hasta se llevaron a cabo movilizaciones defeniendo una u otra postura.

Teniendo en cuenta la importancia del tema, es que desde Sendero Regional, decidimos consultar a los concejales de las distintas ciudades a las que llega nuestro medio, para conocer su posición respecto a uno de los debates más trascendentales que se ha dado en nuestro país en los últimos tiempos.

La mayoría de los ediles expusieron su postura sin problemas, aunque algunos prefirieron no dar a conocer su posición. Vale destacar que algunos de los concejales que no respondieron a la consulta de nuestro semanario, fue por encontrarse de viaje. En estas dos páginas, están las respuestas de los ediles de Lobería, mientras que en las páginas 6, 7, 8 y 11, continúa el informe con las posturas de los concejales de Necochea y San Cayetano.

Walter Astiz (PJ-Unidad Ciudadana): “Sí, estoy de acuerdo en despenalizar el aborto, porque entre otras cosas, la penalización del aborto a mi criterio, afecta, restringe y viola derechos humanos de las mujeres. Las induce a recurrir a métodos de aborto inseguros y riesgosos para su vida y salud, aumenta las muertes en forma directa o indirecta. Tiene un impacto diferenciado en las mujeres pobres y jóvenes, las expone a ser víctimas de tratos crueles y degradantes, valida un mercado millonario y clandestino que lucra con la autonomía de las mujeres. Va en contra de una sociedad igualitaria. Estas, entre otras razones, me hacen parar del lado de la despenalización del aborto.

Federico Rodríguez Canitrot (UCR-Cambiemos): “En principio, celebro que tengamos un presidente que haya dado el puntapié inicial para que se dé lugar al debate de un tema tan importante como el que se plantea; y en segundo lugar, también destaco la institucionalidad y el protagonismo que ha vuelto a tener el Congreso de la Nación. Es un debate que nos debíamos hace mucho tiempo y este gobierno lo supo poner en la agenda de todos los argentinos, para que lo debatiéramos abiertamente en diferentes ámbitos. Tomo las palabras de una alumna de secundaria que me ayudaron a definir mi postura. Ella dice estar en contra del aborto pero a favor de la despenalización. Interpreto y me representa esta opinión, teniendo en cuenta las múltiples situaciones que pueden determinar que una mujer o una pareja decidan finalizar con una vida que se comienza a gestar, pero que no merecen tener una pena legal por ello».

Diana Riva (UCR-Cambiemos): “Estoy a favor de la despenalización del aborto . Soy creyente, sin embargo  considero, sin lugar a dudas, que un Estado laico debe garantizar el acceso legal al aborto, amparándose  en el respeto, los derechos a la salud, la integridad física, la igualdad de oportunidades, posibilidades  y el rechazo a todo acto de  clandestinidad, con el fin  de lograr que ninguna mujer o niña, sea víctima de sufrimientos que en algunos casos terminan en tragedia. Bajo estas condiciones y en este contexto, la despenalización cobra sentido y se torna  necesaria. En cuanto al respeto y a considerar  la voluntad de cada mujer, o de aquellas que por su corta edad recién están comenzando a serlo, creo que no existe razón alguna que las obligue a llevar adelante un embarazo no deseado”.

Carmiña Macías (PJ-Unidad Ciudadana): “Estoy absolutamente de acuerdo con el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo, entendiendo que el mismo tiene por objetivo garantizar a todas las mujeres, en condiciones de igualdad y seguras, el derecho a la salud y a decidir libremente sobre nuestros cuerpos y proyectos de vida. En ese sentido, estoy convencida de que se trata de una cuestión de Salud Pública que debe materializarse en políticas públicas y sociales que se orienten a la búsqueda de equidad, justicia social y acceso pleno y efectivo a nuestros derechos.

Porque lo que estamos debatiendo es si se sostiene la clandestinidad y penalización del aborto, principal violación a los derechos de las mujeres y principal causa de mortalidad materna en nuestro país, o se legisla con vistas a asegurar que quienes decidan interrumpir un embarazo, lo hagan en las condiciones legales y sanitarias que garanticen su salud en sentido amplio e integral, definiendo para ello, como lo hace este proyecto, los plazos y procedimientos adecuados para hacerlo; porque creo que la maternidad debe ser siempre una decisión y no una imposición social; porque no quiero más mujeres muertas, presas o con consecuencias graves en sus cuerpos y sus subjetividades por realizarse abortos clandestinos; porque como militante feminista activa, soy parte de este grito colectivo que reclama que nos queremos vivas y plenamente libres. Por todo ello: ¡Aborto legal, seguro y gratuito!”.

Mario Hardoy (UCR-Cambiemos): “Sí, estoy de acuerdo con el proyecto de despenalizar el aborto. Muchas personas se beneficiarán con la asistencia pública”.

Leandro Storti (UCR-Cambiemos): “Estoy de acuerdo con el proyecto de despenalizar el aborto, con las restricciones necesarias, de acuerdo a los casos y circunstancias que lo ameriten. Creo que los derechos que se protegen en el proyecto de Ley consensuado y los requisitos propuestos como condicionantes para poder realizar esta interrupción voluntaria del embarazo, se basan en información científica, buscando equilibrar el derecho a la vida de los seres humanos y la libertad de elección del gestante. Esta posición genera, como contrapartida, la necesidad de un eficaz acompañamiento del Estado en la educación sexual, la asistencia sanitaria y además del esfuerzo de concientización sobre la importancia del cuidado de la salud, la responsabilidad sobre nuestro cuerpo  y la sexualidad.

Creo en Dios y en los valores universales, respeto las opiniones de los que piensan distinto sobre desde cuándo se da inicio a la vida como ser humano, creo que esta aquí la principal diferencia de criterio y me parece necesario evitar que las posiciones dogmáticas extremas a favor o en contra, nos impidan  actuar en conjunto en la defensa de políticas públicas de salud y educación”.

Marcelo Rodríguez (PJ-Unidad Ciudadana). Se encontraba fuera de la ciudad cuando se realizó este informe.

Mónica Palacios (UCR-Cambiemos): “Si partimos de la base cierta, de que existen los abortos desde tiempos inmemoriales, no podemos negarlo. Forma parte de la historia de la humanidad. Oculto, vergonzante, hipócrita, mentiroso y humillante. Historias infinitas de crueldad, llenan páginas en Occidente. Me preguntan si estoy de acuerdo o no, con la despenalización del aborto en el año 2018 cuando sé, que sí está penalizado, se está haciendo y se hacen ricachos clínicas, médicos, parteras, enfermeras o matronas en cualquier provincia, ciudad o pueblo.

Los políticos, estamos para tomar decisiones que le mejoren la calidad de vida a la gente con garantías que igualen las posibilidades para todos.

Que nunca más existan conventos que, como en Irlanda, internaban a adolescentes embarazadas y una vez nacidos los bebes, esas madres sufrían el despojo porque las monjas daban en adopción a sus hijos. Descubrieron que los mataban. Y allí mismo se encontraron esqueletos entre las 35 semanas de gestación y los dos y tres años. Esto es la “civilización” y ni hablar de la Iglesia. No le temo a la despenalización del aborto con garantías de hospitalización pública y cobertura social, le temo mucho más a la hipocresía, a la mentira y a la crueldad. No soy quien para indicarle a nadie que debe hacer con su vida, con su historia, ni con su cuerpo, pero sí debo acompañar en su decisión. Y ahí el Estado debe igualar y la salud pública debe estar a la altura de la verdad, protegiendo, educando y previniendo. Apoyo el aborto libre, legal, seguro y gratuito”.

Magdalena Marín (UCR-Cambiemos): “Estoy de acuerdo con el proyecto de despenalizar el aborto, porque es una cuestión legal, de derechos, una política de Estado en Salud Pública que trasciende lo personal. Considero que hay que trabajar en prevención, para no llegar a situaciones extremas. Sin embargo, el Estado no puede permanecer indiferente a un tema que afecta a muchas mujeres y familias. Como tantos otros temas controvertidos en el pasado: divorcio, patria potestad compartida, matrimonio igualitario, etc., creo que hay que pensarlo como una solución a una problemática real que está ocurriendo hoy y desde siempre. Quizás no coincido en algunos aspectos de los proyectos  presentados, pero puntualmente, sí creo que el aborto tiene que dejar de ser un delito penal. Después vendrá otra etapa de trabajo fuerte en prevención e igualdad de oportunidades para que todas las mujeres y familias, cuenten con las herramientas necesarias para planificar su maternidad y resguardar sus derechos.

Adrián Mónaco (UCR-Cambiemos). No respondió a la consulta de Sendero Regional respecto a su posición ante el tema.

Marcelo Fernández (PJ-Unidad Ciudadana): “Estoy de acuerdo con la legalización del aborto. Es proteger a las que menos tienen. No es invitar al aborto, es pedir que el Estado evite  muchas muertes de mujeres con poco recursos”.

Banesa Zufriategui (UCR-Cambiemos). No respondió a la consulta de Sendero Regional respecto a su posición ante el tema.