La prevención del ahogamiento, aumenta la resiliencia de la sociedad

241

Por Sergio Marcos – Profesor en Edución Física – Guardavidas – Auxiliar en Enfermeria y Geriatría – Instructor RCP (Fundacion Udec / Federación Argentina de Cardiología) – Instructor Primeros Socorros RCP y DEA (ACES – AIDER Canadá) – Instructor en RCP para Profesionales de la Salud ( ACES- AIDER Canadá) – Instructor RCP Programa Provincial de Enseñanza de Reanimación Cardiopulmonar para la Prevención de Muerte Súbita Cardíaca (Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires) – Instructor BLS AHA (Asociacion Americana del Corazón).

La definición de ahogamiento utilizada en el presente informe es la que se aprobó en el primer Congreso Mundial sobre Ahogamientos (2002):
«El proceso conducente a la imposibilidad de respirar debido a sumersión/inmersión en un líquido»

El 80 por ciento de los incidentes acuáticos que involucran situaciones de ahogamiento, son prevenibles. La cantidad y calidad de los datos relativos a las asfixias por sumersión son escasas en nuestro país, y no podemos cuantificar las acciones preventivas que llevan a la disminución de los casos. Sabemos que las acciones de prevención que desarrollan los guardavidas, representan más del 95 por ciento de su trabajo, evitando en forma temprana que se desarrollen situaciones de ahogamiento.

Si la persona es rescatada, se interrumpe el proceso de ahogamiento y sobrevive, se denomina ahogamiento no mortal; si muere en cualquier momento del proceso se hablaría, en cambio, de ahogamiento mortal.

En el documento elaborado por la ILS (International Lifesaving Federation), Estrategias de prevención del ahogamiento, se identificaron cuatro factores que desencadenan una situación de ahogamiento. Estos son:

-Falta de conocimiento, indiferencia o interpretación errónea del peligro;
-Falta de información o restricciones en el acceso al peligro;
-Falta de supervisión o vigilancia;

-Falta de habilidades para sobrellevar la situación de riesgo, una vez involucrado.

Cualquiera de los anteriores por sí mismos, o una combinación de los factores, podría provocar una muerte por ahogamiento.

Para reducir el ahogamiento, debemos comprender qué factores son los principales desencadenantes del ahogamiento. Así será más fácil enfocar las estrategias de prevención.

El 28 de abril de 2021, la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) dio un paso importante sobre la prevención del ahogamiento a nivel global.

A través de su declaración, plantea la necesidad de atender el problema del ahogamiento. Sugiere trazar medidas a gran escala que impacten fuertemente en la prevención del ahogamiento. Es un llamado a la acción multisectorial en forma coordinada.

El ahogamiento es un trauma que se lleva la vida de más 236.000 personas por año y es una de las principales causas de lesiones y discapacidad en todo el mundo. Además, se reconoce que esos números están subestimados y que no se cuentan los ocurridos en transporte marítimo / migrantes e incluso desastres como inundaciones.

Desde nuestra asociación nos proponemos liderar esta batalla contra el ahogamiento, trabajamos cotidianamente para promover espacios más seguros, enfatizar en la prevención de ahogamiento, formar más y mejores profesionales que puedan dar respuestas efectivas, tanto en la prevención como en la emergencia.

Por primera vez, celebramos el 25 de julio de 2021, el Día Mundial de la Prevención de Ahogamientos (WDPD), con diferentes actividades coordinadas por la Organización Mundial de la Salud (WHO/OMS).

La prevención del ahogamiento, aumenta la resiliencia de la sociedad, teniendo en cuenta que los eventos de ahogamiento no sólo suceden en países con litoral, sino que también ocurren con gran frecuencia en ríos, lagos, depósitos de agua de uso doméstico y piscinas particulares.

La Organización de Naciones Unidas afirma que prevenir el ahogamiento requiere de inversiones de bajo costo, y que estas inversiones se pueden ampliar a gran escala. En el mismo proyecto, proclama el 25 de Julio como el DÍA MUNDIAL PARA LA PREVENCIÓN DE LOS AHOGAMIENTOS, e invita a todas las personas a realizar acciones locales de gran impacto sobre la toma de conciencia y cambio de actitud frente al ahogamiento.

“CUALQUIER PERSONA O  NIÑO PUEDE AHOGARSE….PERO NADIE DEBERIA”

SEGUNDA CAUSA DE MUERTE ACCIDENTAL EN EL MUNDO EN NIÑOS MENORES DE 12 AÑOS 

«Es una oportunidad única  para invitar a todas las asociaciones civiles, entidades educativas y organizaciones no gubernamentales a promover campañas públicas para generar conciencia y cambios de comportamientos respecto al ahogamiento.»