El ingeniero Darío Colombato ofreció una charla en La Dulce

132

El ingeniero agrónomo Darío Colombato brindó una charla en nuestra localidad sobre qué hacer con los animales de destete en los años de sequía. Dicha reunión contó con algo más de cincuenta productores ganaderos, médicos veterinarios y empleador rurales.

Luego de la charla, Colombato dialogó con Sendero Regional acerca de los contenidos expuestos en su presentación y comenzamos la nota con la pregunta que fue el motivo de su conferencia:

 

-¿Qué hacemos con los animales de destete en años de sequía?

“Es una pregunta de respuestas múltiples. En la charla que dimos, pudimos exponer algunos criterios sobre el tema. Principal-mente se trata de empezar a planificar y generar que los problemas no nos tomen de improvisto. Yo creo que para quien viene sufriendo una sequía de por lo menos 60 días, la opción más clara es destetar y colocar los terneros en un corral de inicio. Los números económicos acompañan esta idea y además, se va a lograr un mejor peso para cuando los animales lleguen a un verdeo o una pastura. Al finalizar, estos terneros van a pesar 20 kilos más de lo que hubieran pesado si no se hubiera usado la técnica del corral de inicio”.

 

-En el caso de La Dulce, la convocatoria fue muy buena, ¿esto sucede en todos lados?

“En general si, la audiencia responde de manera muy positiva. Los productores, generalmente van más a las charlas cuando las cosas están mal. También es algo a cambiar. Cuando las cosas están bien, tendrían que seguir yendo, como para generarse nuevas dudas y nuevas ideas, porque en ganadería no es tan correcto pensar que el equipo que gana no se toca, yo creo que ese es el momento de instrumentar cambios, porque cuando está todo mal, el cambio lo tuviste que haber hecho antes”.

 

-¿Cuáles son las preguntas más frecuentes?

“La gente tiene dudas de cómo hacer para mejorar, lo que se ve es que mucha gente se da cuenta de la importancia de tomar decisiones rápido y con información. Otra cosa que se ve, es que está muy entusiasmada porque encuentra que pese a lo malo que ha tenido esta sequía hay oportunidades de ganar dinero a partir de esa sequía. Hay que considerar siempre que el negocio de ganadería es diferente a otros negocios dentro de la producción agropecuaria, porque es de un mediano plazo. La decisión de hoy de retrasar un destete tiene efectos en el estado general de la vaca,  que va a parir con otro estado en julio del 2017, se preña más tarde, en noviem-bre de 2017, va a parir más tarde y se lo va a destetar más tarde o más liviano. Con esto quiero decir que una acción como esta, comienza a encadenar eventos que terminan con una pérdida neta a lo largo de los años de producción. Por una decisión que yo no tome a fines de 2016, lo estoy pagando hasta el 2019”.

 

-¿Qué lleva al productor ganadero a toparse con estos problemas?

“Yo creería, sin sentirme un psicólogo en estas cosas, es que muchas veces el productor ganadero se encuentra abrumado por la cantidad de cosas que son extra producción. Yo estoy convencido que nuestra élite de productores no tienen nada que envidiarle al élite de productores de otros países. En este sentido todos los días nos están enseñando cosas nuevas desde producción. Muchas de las técnicas nuevas surgen de los productores y no tanto de la investigación. La investigación va por detrás de las técnicas que importan, desde el punto de vista de la idea genuina de los productores”.