El campo aportaría 128 millones de dólares a la economía entre junio y agosto

1

Mientras las buenas condiciones climáticas permiten avanzar con la cosecha y comercialización de la actual campaña gruesa, en el gobierno especulan sobre cuando ingresarán los dólares de la agroindustria que permitan estabilizar la situación financiera.

Un estudio del IERAL de la Fundación Mediterránea sostiene que entre junio y agosto el ingreso de agrodólares aumentaría un 47% en comparación con el mismo período del año pasado: alcanzaría los 128 millones de dólares.

El economista Juan Manuel Garzón, a partir de estos datos, aclaró: «Debe advertirse que hacemos una aproximación teórica de lo que puede pasar con la generación de divisas en 2019, en base a proyección de volúmenes y precios medios, estimación que resultará seguramente más precisa en plazos de análisis más largos, trimestre / año, que cortos, día / mes».

Este nivel de ingreso de dólares provenientes del sector agroindustrial se registrarían en los meses donde la gestión de Mauricio Macri enfrentará el primer gran desafío electoral del año: las elecciones Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias.

Otras proyecciones del estudio

Para el presente ciclo agrícola, la Fundación Mediterránea está proyectando una cosecha total de 132 millones de toneladas a partir del resultado de las producciones de soja, maíz, trigo, sorgo, maní, girasol y cebada.

Este nivel de cosecha sería un 32,2% superior en relación a la campaña anterior, y tendría un valor a precios de exportación de 33.962 millones de dólares -un 22% por encima de la campaña anterior-.

Según Garzón, la recuperación de la producción total del presente ciclo agrícola se explica por el desempeño de los cultivos estivales, que pasarían de un volumen de 77 millones de toneladas en el ciclo anterior a las 107 millones de toneladas que se proyectan para el actual ciclo: no solo aportarían importantes volúmenes el maíz y la soja, sino también las producciones de maní, girasol y sorgo.

En materia de precios internacionales, el informe refleja que «la situación luce menos favorable que en los volúmenes, al menos en la comparación, contra 2018. En función de lo observado en los primeros meses de este año y también en lo que muestran los mercados de futuros, la soja podría promediar los US$330 la tonelada en 2019, con un ajuste del 13% respecto al precio medio 2018″.