TC: “Pinchito” no se entrega y la peleará hasta el final

22

En una muy buena carrera, Jonatan Castellano pudo avanzar varios puestos y llegar sexto a la bandera cuadriculada, en lo que fue la competencia final de la anteúltima fecha de la “Copa de Oro” del Turismo Carretera, que se disputó en el nuevo autódromo de Villicum, en San Juan. Así, “Pinchito”, que había tenido una clasificación complicada, sumó buenos puntos para seguir bien prendido en la lucha por el título.
Jonatan comenzó la mañana sin poder avanzar en el clasificador de su serie, la cual largó y finalizó en la quinta posición, lo que lo llevó a ubicarse 13º en la grilla de la final.
Rápidamente mostró que iba a ir hacia adelante, aprovechando los cambios que otorgaron un buen ritmo en la unidad. En principio, superó a Silva y aprovechó el retraso de Gianini, para en los giros siguientes superar a Werner y Aguirre, y así posicionarse en el noveno lugar tras los primeros giros. A partir de allí, luego pudo avanzar en una buena maniobra sobre Spataro y González para ya posicionarse séptimo, y en mitad de carrera pudo ganar el puesto que traía Lambiris, para así estabilizarse en el sexto lugar, descontando vuelta a vuelta la diferencia que traía Pernía.
Si bien intentó con el tandilense, luego la temperatura del motor fue aumentando, y por eso en los giros finales Jonatan optó por levantar el ritmo y mantenerse sexto, para así sumar muy buenos puntos pensando en la lucha por el campeonato.

Cuarto, a 15 puntos del líder
En la “Copa de Oro”, Castellano llega a la definición por el título en la cuarta posición, con 151 puntos, a 15 del líder, Matías Rossi, cuando aún hay 70,5 unidades en juego en la última fecha de la categoría, que será el 9 de diciembre en San Nicolás.

Castellano conforme
Tras la competencia, “Pinchito” se mostró “contento porque si miramos el vaso medio lleno, pudimos revertir en la final con un buen avance las complicaciones previas que nos habían surgido. El auto no funcionó como queríamos en la serie, y eso nos había preocupado, pero el equipo hizo cambios para la final que nos cayeron muy bien, y que nos permitieron tener un ritmo fantástico. Pudimos avanzar con lindas maniobras y también aprovechando situaciones ajenas, y una vez que nos estabilizamos en el sexto puesto y llegamos a la cola del auto de Pernía, empezó cada vez más a levantar temperatura el motor y por eso tuve que tirar los cambios a menos revoluciones, porque parecía que no llegaba. Queda la bronca en ese momento porque teníamos el auto para seguir avanzando, pero nos llevamos muy buenos puntos para llegar firmes a la definición por el campeonato. Quince puntos de diferencia con la cantidad que hay en juego no es tanto, y sabemos que en parte a excepción de Rossi que es con quien tenemos la mayor diferencia, luego depende de nosotros. Sabemos que debemos ser eficientes y pensar en ir a ganar si queremos ser campeones”.