Pierina Nochetti, la creadora de los vestuarios en el Festival Infantil de Necochea

550

El Festival Infantil de Niños en Necochea vino aparejado de una propuesta innovadora y creativa. Se incorporaron nuevos profesionales de la cultura y del arte a una idea que revoluciono la mirada de los grandes y niños. El universo se volvió real gracias a los actores, bailarinas, acróbatas y a todos aquellos que estuvieron en el detrás de escena. Pierina Nochetti fue una de las piezas fundamentales de ese gran evento: la encargada de confeccionar todo el vestuario de ese mágico universo.

La joven es oriunda de la ciudad de Juan N. Fernández pero desde hace muchos años vive en Necochea. Es diseñadora de indumentaria pero también autodidáctica. Ha realizado cursos y desde muy pequeña confeccionó todo tipo de vestuarios y diseños. “Trabajo en la escuela de arte y hago talleres de indumentaria con telas recicladas. Además brindo capacitaciones y clases a las bailarinas para que puedan hacerse sus propios trajes para los espectáculos”, cuenta la diseñadora.

Pierina cree en la reciprocidad y la solidaridad que se genera a través de saberes. Por esta razón, parte de su tiempo laboral lo dedica a trabajar en barrios humildes de Quequén. “Trabajo en el programa “Barrios y Proyectos” con mujeres de zonas marginales. Gracias a este proyecto, estuve en  “Solidaridad en marcha”, en la “Casita del merendero” y también en el programa “Envion”.  Allí usamos telas recicladas que llegan a nuestras manos y con eso fabricamos algo nuevo. La idea es que la gente del barrio aprenda a hacer su propia ropa y a su vez aprendan a hacer a algo para alguien, es decir un regalo. Considero que hacer un regalo para alguien es hermoso y mientras tanto aprenden un oficio. Todo se hace con lo que tenemos, con lo que nos llega y lo que está a nuestro alcance”.

La joven diseñadora  tuvo su primer acercamiento a una máquina de coser desde muy pequeña. “Coso desde los ocho años. En Coronel Suarez una amiga de mi mamá me enseñó los tips principales para aprender a coser y ahí empezó todo. Recuerdo que me divertía probar cosas nuevas con la máquina y poco a poco fui perfeccionándome en esta profesión”.

Este es el segundo año que Pierina participa del Festival Infantil como la encargada de crear los vestuarios para la perfomance. “En el 2017 todo lo que hicimos fue hecho con poco tiempo y pocos recursos, pero lo sacamos adelante. Este año tuvimos más tiempo para pensar en el vestuario y en las ideas vinculadas al Universo. Hice varios bocetos y de acuerdo a los materiales que podíamos comprar comenzamos a trabajar. Las organizadoras de las performance me transmitieron las ideas que tenían en la cabeza y luego comencé a crear. Trabajamos con un grupo muy grande de colaboradores ayudaron en los cortes y en la creación de los trajes”, explica.

El trabajo de confección se vio reflejado en más de 300 vestuarios. El espectáculo que se realizó fue de altísimo nivel e innovador. “Creo que lo más interesante del festival que tenemos en nuestra ciudad es que la entrada es libre y gratuita y esto permite que muchos niños que no tienen la posibilidad económica de acceder a espectáculos de gran magnitud, puedan hacerlo a nuestro Festival”, reflexiona Pierina.