Liga Necochea: Independiente se quedó con la primera final

261

Tal como se preveía, una verdadera multitud colmó el estadio “Felipe Serafini”, para presenciar la primera final de la Liga Necochea, que tiene frente a frente a los clásicos rivales.
El rojo predominó en un sector y el blanco y azul en el otro, dándole un colorido fantástico a la soleada tarde sancayetanense.
A falta de sus habituales centrales en la zaga central, Sportivo apostó por Peña y Tolosa, rearmando la defensa e insistiendo con los cinco mediocampistas, que le habían dado buen resultado en las semifinales, quedando Baigorria como único punta.
Por su parte, el visitante, de habitual juego asociado, prefirió evitar la poblada zona central e intentó con pases largos para Moreno y Cortadi.
La estrategia le dio buen resultado a Damián García, ya que el “Chimango” llevó peligro a través de sus puntas y se terminó poniendo en ventaja a poco de iniciado el encuentro.
Cortadi de taco casi abre el marcador y enseguida llegó el penal sobre Moreno, quien se filtró entre los marcadores centrales y Peña lo terminó derribando. Amuchástegui no dudó en marcar la pena máxima, y pareció una decisión acertada, más allá de las protestas de los jugadores locales.
El propio Moreno se hizo cargo de la ejecución, con un zurdazo fuerte y cruzado, que hizo estéril el esfuerzo de Aranguren, que había acertado el palo, poniendo el 1 a 0 y desatando la locura de todos sus hinchas.

Fierrazo. David Moreno puso el 1 a 0 de penal.

El albo siguiendo insistiendo con centros al segundo palo, que le generaron más de un dolor de cabeza a la defensa del rojo.
Sin juego asociado, con pocas apariciones de Trejo y Ramírez, Sportivo apostaba también a meter la pelota al área, aunque en general allí ganaban sin mayores problemas el arquero Franco Costanzo o los centrales, Cortés y Espende.

Rápida contra y 2 a 0
Parecía que se iba el primer tiempo con la mínima ventaja para Independiente, pero ya en tiempo de descuento, Rodríguez se enredó con la pelota en la mitad de la cancha, y perdió con Aranda, que había reemplazado a Moreno. El potente delantero desbordó por derecha y tocó al medio para Azurmendi, que en absoluta soledad, dominó y tocó por un costado de Aranguren, que salía desesperado a achicar, estableciendo el 2 a 0.

Festejo. Darroquy (4), Jalil (8) y el resto de los jugadores, abrazan a Azurmendi, autor del segundo.

La diferencia parecía un tanto exagerada de acuerdo al trámite del partido, pero el “Chimango” hacía valer su jerarquía y parecía querer definir la final ya en el primer partido.
Otra idea tenía el técnico local, Juan Carlos Bruno, que mandó a Roteño a la derecha y ubicó a Ramírez como enlace, complicando de sobremanera a la visita en el arranque del complemento. A la salida del círculo central recibió la pelota el propio Ramírez, giró ante la marca de Vásquez y sacó un tremendo zurdazo que parecía meterse por encima de Costanzo. El arquero alcanzó a manotear el balón, que pegó en el travesaño, aunque Baigorria llegó de frente para empujar al gol. Antes del descuento, Mario Aguilera había tenía una situación, aunqu su remate se fue creca del palo.
Parecía que el gol podía revitalizar al local, aunque el albo enseguida se acomodó a los cambios posicionales que propuso Sportivo, se cerró con inteligencia y obligó al local a buscar a Baigorria con largos pelotazos.

El albo pudo ampliar la diferencia
Con el correr de los minutos, Independiente volvió a adueñarse de la pelota y fabricó tres situaciones claras, que podrían haber liquidado la serie; primero Cortadi, que la picó ante la salida de Aranguren, saliendo la pelota cerca del palo; luego Azurmendi definió defectuosamente desde inmejorable posición, a las manos del arquero local; y por último, nuevamente el “Ruso” se lució ante Ciarniello, que antes había dejado dos rivales en el camino.
Fue 2 a 1 para el visitante, un resultado justo que lo deja muy bien parado para la revancha, que será en su cancha en día y horario a confirmar, puesto que este fin de semana hay carreras en San Cayetano, y además se juega la final de la Copa Libertadores.
Por su parte, si bien perdió, Sportivo logró un descuento que le permite soñar con dar vuelta el resultado en cancha de su clásico rival.
Sin lugar a dudas, en los próximos días, en San Cayetano no se hablará de otra cosa que de la finalísima entre los eternos rivales.
El “Chimango” llega con ventaja, pero el rojo aún no está vencido.
Se viene otra definición apasionante de la Liga Necochea, seguramente ante una nueva multitud, con los dos equipos sancayetanenses como grandes protagonistas. ¡Que sea otra fiesta!.