La policía al servicio del pueblo

26

 

Más de una vez, nos quejamos sobre la falta de buenas noticias y por el contrario, sobre la sucesión de acontecimientos negativos que nos llenan de stress diariamente.

Y no nos estamos refiriendo a satisfacciones familiares o personales, sino a lo que por ejemplo, volcamos semanalmente a las páginas de este o de otros medios gráficos.

Otras tantas veces repetimos que son los deportistas los que suelen darnos las mayores satisfacciones en materia informativa, aunque en este caso, muchas veces las alegrías de uno son las tristezas de otros, ya que si gana un equipo, no genera ninguna satisfacción en los hinchas del otro equipo. Muchas veces, ni siquiera el triunfo de Castellano, Altuna o De Benedictis, por citar a los más destacados de nuestra zona, logra aunarnos en la felicidad.

Esta introducción es para referirnos a una noticia que publicamos la semana pasada, que pudo ser una tragedia y terminó siendo una experiencia de vida inolvidable para un policía loberense, lo que generó alegría, satisfacción y orgullo en toda la comunidad de Lobería y la región.

En definitiva, una noticia que nos unió en la alegría y que así se reflejó en los cientos y cientos de mensajes de felicitación que Braian Erreguerena, el efectivo policial en cuestión, recibió a través de distintos medios.

Este joven, a través de la práctica de RCP, logró salvarle la vida a un bebé de apenas 9 meses, que había caído en un balde lleno de agua y había sido llevado al destacamento policial sin signos vitales.

Vale destacar la rapidez, el profesionalismo y la tranquilidad con que trabajó este policía loberense.

Pero a su vez, esta buena noticia también nos lleva a otras reflexiones.

Por un lado, en épocas donde la Policía es tan criticada, es necesario destacar este tipo de situaciones. Es una buena reivindicación de los policías, pues no tenemos dudas que el accionar de este joven agente de Lobería, se condice con el de la mayoría de los efectivos, principalmente los que vemos trabajar a diario, que son vecinos de las propias localidades a los cuales llega Sendero Regional, y nada tiene que ver con esa minoría que está cerca de la corrupción y las malas prácticas.

Por otra lado, esta situación deja a las claras la importancia que tienen las capacitaciones que se vienen desarrollando sobre RCP, tanto en las fuerzas policiales como en docentes y toda aquella persona que trabaje en espacios públicos. Sería importante que todos los ciudadanos, sin importar el trabajo que tengamos, aprovechemos las capacitaciones que se brindan, puesto que está visto que en el momento menos esperado, se puede presentar una situación como la que le tocó a Braian.

Por lo pronto, todos los que hacemos este semanario, felicitamos a este joven agente, que seguramente servirá de espejo a quienes están pensando en sumarse a la Policía.

 

Carlos Laboranti

Director Ejecutivo