Juan José Fioramonti: “Hay que consolidar lo que hemos logrado e ir por más”

81

Aunque el radicalismo en pleno lo aclamaba, el intendente Juan José Fioramonti se tomó su tiempo para definir si iría por la reelección, algo que finalmente anunció en la semana previa al cierre de listas.
A la hora de explicar por qué decidió buscar un nuevo período, se remontó a lo que vivió desde su asunción en diciembre de 2015. “Yo soy constante, muy obsesivo cuando tomo una función y en estos cuatro años le dediqué todo mi tiempo a la gestión. Entendía que había que recuperar algo que era muy importante, que es la confianza de los vecinos, de los proveedores, ordenar las cuentas, porque no eran situaciones fáciles las que estábamos atravesando. En 2016 me encontré con que había que reactivar la obra pública por administración municipal, había que armar un sistema de seguridad, había que fortalecer el sistema de Salud, acompañar a los chicos que estaban en situación de vulnerabilidad, terminar con el déficit municipal, había que pagar las deudas, en definitiva, había que ganar esa confianza y a partir de eso que se logró, se tenía que abrir una nueva etapa” relató, a la vez que expresó que “mi espacio político tiene mucha gente preparada para tomar la posta y para mí hubiera sido algo histórico que después de 4 años, un intendente cediera la posta por otros cuatro años a un compañero de equipo con una visión de Estado que compartimos, pero se fueron dando los tiempos, cada uno se fue ordenando y a mí me movilizó mucho el planteo de los jóvenes, que impulsaron un nuevo período mío”.
El jefe comunal se refiere a una carta abierta de la Juventud Radical, en la que sus integrantes le pidieron que se postulara nuevamente. “La presencia de los jóvenes fue un gran motivador para que me volviera a postular. Mi sueño es ofrecer oportunidades, y las oportunidades tienen que ser para los jóvenes, que tienen que ser los impulsores de estas nuevas etapas” sostuvo.

Los desafíos del futuro
A medida que fue explicando los motivos que lo llevaron a aceptar el desafío de ir por la reelección, fueron apareciendo también los nuevos objetivos. “Mi visión es generar nuevas oportunidades para Lobería a partir de tener un municipio ordenado, tratar de seguir consolidando lo que hemos logrado e ir por más. La Universidad es igualadora de oportunidades y abre un espectro muy importante, fortalecer el Instituto de Formación Docente, el Centro de Formación Profesional Nº 401 y la Casa de la Juventud, donde vamos a inaugurar un Punto Digital. Allí funcionan los programas Envión, Casa del Joven y los jóvenes en general de lobería. Vienen momentos interesantes, que nos hacen redoblar los esfuerzos. Hay que incorporar a los vecinos a este modelo de participación ciudadana que uno ha dado, con una Lobería amigable, y mi sueño sería generar una política de Estado para los próximos años, con interlocutores del oficialismo y de la oposición, logrando 15 puntos que se trabajen, con distintos matices, pero en forma conjunta” afirmó.
A lo largo de la entrevista, el intendente insistió con algo que ha manifestado en más de una oportunidad: “Siempre tuve como visión que había que construir un proyecto que superara los mandatos de cuatro años, o sea, un proyecto a largo plazo, y en ese proyecto con visión de región, la vuelta del ferrocarril, la estimulación de los emprendimientos privados… Yo barrí la cancha, organizamos el equipo, y ahora hay que seguir, con chicos jóvenes, con vocación, que saben que están en forma temporaria, que son servidores públicos. Son muchas ideas que fueron motivadoras para seguir, sabiendo que tenemos que seguir posicionando a Lobería en la región. Hoy estamos recuperando en los partidos vecinos, ese prestigio que siempre tuvimos y que tenemos que seguir fortaleciendo”.

Cambiar el paradigma
Acerca de la visión a futuro que tiene de la ciudad, ofreció una mirada muy particular, usando como ejemplo a sus hijos. Fioramonti contó que “yo tengo tres hijos y veo que Juan Martín tuvo la posibilidad de formarse en la universidad pública, y no tiene posibilidades para volver a Lobería; Nazarena se forma en la universidad pública, y no tiene oportunidades para volver a Lobería, y eso lo estoy viendo como papá, entonces el núcleo familiar empieza a desmembrarse. Esto significa que si no nos animamos a la transgresión, a ir por más, a posicionar a Lobería de una forma diferente en la región, entonces lo que tenemos que hacer es buenos hogares para cuidar adultos mayores y que cada tanto vengan, nos visiten y se vayan. Entonces ese es el desafío, que debe incluir a toda la comunidad, del sector productivo, del sector comercial, del sector profesional, y esto es lo que hay que demostrarle a la Provincia y a la Nación, hay que cambiar el paradigma, el interior se tiene que desarrollar, sino está condenado a lo que nos está pasando hoy; un conurbano macrocefálico y un interior debilitado”; y en ese sentido, sostuvo que “nosotros tenemos que tener presencia en las decisiones de Puerto Quequén, hay que cambiar la logística de funcionamiento del puerto, hay que traer conectividad a nuestros pueblos, que son las nuevas rutas virtuales que nos van a permitir manejarnos de otra forma con las empresas de la región, ver de qué manera acompañamos a los emprendedores que están desarrollando actividades, poner más atención desde el Estado municipal en el acompañamiento. Hoy tenemos energía tanto eléctrica como gas, y me están pidiendo conectividad por fibra óptica, lo cual se va a desarrollar con una inversión para el tendido de fibra óptica”.

La elección de los precandidatos
Consultado acerca de la conformación de la lista, el intendente enfatizó que “a la hora de armar la lista, yo dí mi opinión y dije que el radicalismo no se tenía que privar de tener a los mejores integrando la lista de precandidatos a concejales. Hablé con Mario (Teruggi) y le pedí que me acompañara, y no es algo hecho al azar. Se vienen tiempos en los que hay que modernizar el municipio, y eso significa un trabajo arduo, con nuevas ordenanzas, tenemos que estudiar el Estatuto del Empleado Municipal, tenemos que ir por el expediente electrónico, por la ventanilla única de atención, por una reforma en el área de Rentas y planeamiento catastral, por un Hospital con una administración fortalecida para generar una mayor eficiancia en la atención de los vecinos, es decir, un trabajo de posicionar una Lobería moderna y que sea ejemplo en el momento en que los empresarios tengan que tomar decisiones. Y esto necesita de gente que está preparada y que tenga la visión de gestión que estamos planteando. También le pedí y le dije que tenía que incorporarse a Verónica (Storti), que era un desafío, que la gestión y que Lobería la necesita y así fueron surgiendo los nombres. Lo mismo con Jorge Mauad, quien en estos cuatro años hizo un trabajo intenso en San Manuel, y que expresó lo que la gestión quería para la localidad. Creo que la futura gestión y el Concejo necesita de esas personas que van a aportar para cimentar las bases para un municipio moderno, justo y eficiente, que si bien inició un proceso, debe consolidarse”.

Elogios a Leandro Storti
Aunque por delante están las elecciones, ya se sabe que en caso de ser reelecto, Fioramonti realizaría varios cambios en su Gabinete, y una de las incorporaciones más fuertes, sería la de Leandro Storti. Consultado al respecto, el jefe comunal explicó que “no es fácil encontrar funcionarios que tengan un espíritu de servicio, que tengan una formación no sólo técnica sino también política, con ideales hacia donde se quiere ir en un programa. Por eso digo que quienes tenemos liderazgo, tenemos la obligación de no desperdiciar las neuronas, y en ese sentido, Leandro (Storti) es importante, Mario (Teruggi) es importante, Pablo (Barrena) es importante, y menciono a quienes hoy están en el eje político, y son fundamentales para poder construir los tiempos que vienen. Tienen formación, tienen preparación, conocen el funcionamiento del municipio y tienen un prestigio ganado. Leandro hoy conduce una de las principales empresas de servicio de la región, tiene una apertura que no la tienen muchos dirigentes a nivel provincial y nacional, entonces ¿cómo nos vamos a dar el lujo de perder esa oportunidad? Tiene que estar. Así con los distintos funcionarios, porque no se trata de una persona, se trata de un equipo, en el que cada uno asume un rol en una gestión, y eso da lo que es una visión de política de Estado, y eso es lo que hay que consolidar en los próximos años, me toque ser intendente o me toque ser oposición”.