“Hazlo con pasión o cambia de profesión”

96

Estimado lector, mi nombre es Nadia Corino, hace 10 años que trabajo en Consultoría de RRHH en la ciudad de Necochea y sus alrededores, el servicio principal que ofrecemos es el de Reclutamiento y Selección de Personal cuando surge una vacante, pero también nos ocupamos de la gestión, esto es, puertas hacia dentro de la empresa. Es un mito expresar que sólo las empresas grandes contratan servicios de consultoría, de hecho son las pequeñas y medianas las que más dificultades tienen y las que deben, indefectiblemente mejorar “las formas” de hacer y de Ser.

Lentamente el paradigma y la mirada de los empleadores se modificó, a nivel mundial, nacional y local, comenzaron las empresas a reconocer que el contar con un equipo de trabajo alineado, mirando y trabajando en la misma dirección tracciona y posibilita el incremento de la productividad y de la rentabilidad en igual o en mayor medida que otros recursos (materiales, económicos, tecnológicos) que pueden adquirirse en el mercado, e incluso,  pueden copiarse. El capital humano de una empresa es su ventaja comparativa. Que el ambiente laboral sea propicio, que se incremente el desempeño y que cada uno de sus integrantes pueda crecer y desarrollarse, desplegando su máximo potencial tiene mucho que ver con la cultura y con los propietarios, con ellos colaboramos en la gestión. Pero día a día, en la Consultora, en las entrevistas, en estos últimos 10 años, he visto pasar a cientos de personas, personas  que dedican minutos, horas, días y años enteros a sus trabajos, a todas ellas y a vos, te  invito a la reflexión:

Una frase interesantísima para mí revela: “hazlo con pasión o cambia de profesión”. Somos absolutamente responsables de nuestras vidas, esto implica también responsabilizarnos por el trabajo que tenemos, por cada una de nuestras elecciones.

Más allá de tu edad, más allá del tiempo invertido hacia atrás, tómate un segundo, pregúntate: ¿mi trabajo me hace feliz?, ¿me hace sentir plena/o?, ¿despliego en él mi máximo potencial? Estamos tan agobiados, tan estresados, tan agitados por la vertiginosidad de la vida diaria? Quizá sea un buen momento para preguntarnos: ¿Quién soy?, ¿Qué quiero?, ¿Qué necesito? y ¿A qué vine?

Y encauzar las acciones de nuestra vida hacia esos indicios de respuestas. Te invito a que encuentres tu mejor trabajo, pero fundamentalmente, a que disfrutes de una mejor calidad de vida.

Por Nadia Corino – Licenciada en Recursos Humanos