Federal B: El «Chimango» imparable

343

Podrá lograr uno de los dos ansiados primeros lugares o no, pero pase lo que pase, ya nadie podrá negar la extraordinaria campaña que ha realizado Independiente de San Cayetano en su primera participación en un Torneo Federal B.

El trabajo de Damián García es notable, habiendo convencido a jugadores, directivos e hinchas, que se puede dar pelea en los dos frentes y, por qué no, ilusionarse con lo máximo.

Antes del debut, se sabía que el albo estaba ante una zona sumamente exigente y con equipos muy experimentados en este tipo de competencias, como Kimberley de Mar del Plata, Círculo Deportivo de Nicanor Otamendia e Independiente de Tandil.

Pero el equipo de San Cayetano salió a jugar de igual a igual en todas las canchas, fue afianzando su estilo de juego y se encontró peleando por los primeros lugares.

Las primeras victorias llegaron fuera de casa, aunque lograr un triunfo en el “Juan B. Marlats” le costó bastante. Eso sí, una vez que logró festejar como local, parece haberle tomado el gustito, porque ya ha ganado tres consecutivos en esa condición.

Y así fue que el albo, casi sin darse cuenta, sigue como único líder cuando sólo restan cuatro fechas para que finalice la etapa regular.

El sábado pasado recibía al siempre complicado Ferrocarril Roca de Las Flores, que cuenta en sus filas con jugadores de mucha calidad y experiencia, como Leandro Lázzaro, quien supo destacarse en Tigre y estudiantes de La Plata.

El local no logró jugar su mejor fútbol, aunque con personalidad logró sacar adelante el juego y llevarse los tres puntos.

Independiente parecía sentir la ausencia de David Moreno, sin dudas, una de sus principales armas de desequilibrio.

Espende abrió el partido

Poco pasaba en el partido cuando, promediando la primera mitad, Iván Smoulenar metió un centro que encontró sólo a “Cuchi” Espende, que sólo tuvo que empujar al gol.

El local aprovechó el envión y casi convierte el segundo, aunque el arquero Cristopher De Feliche tapó de gran manera un remate de Brian Cortadi.

La visita avisó pasada la media hora de juego, cuando Lázzaro habilitó a Puga, quien estrelló la pelota contra el travesaño. El rebote le cayó a Cabrera, pero salvaron entre Smoulnear y Suárez.

Enseguida fue el arquero visitante el que se lució ante Corti, justo antes de que llegaran nuevas emociones importantes al partido.

El árbitro marcó penal para el “Chimango” por una mano dentro del área, y esta vez se hizo cargo de la ejecución Daniel Azurmendi, ya que Uribe venía de fallar dos.

Pero tampoco tuvo suerte el mediocampista ofensivo, ya que el arquero visitante voló a su palo izquierdo y tapó muy bien.

Para colmo, casi inmediatamente, cayó un centro al área local y Maciel convirtió el empate con mucha suerte, puesto que le pegó pifiado y descolocó a Suárez.

En el segundo tiempo, con poco fútbol pero mucho empuje, Independiente fue generando situaciones y haciendo méritos para lograr el triunfo.

Cortadi tuvo un par claras pero en ambas logró despejar un defensor; Uribe intentó de zurda pero se fue por arriba y Espende metió un cabezazo cerca del palo.

La visita respondió con alguna contra aislada, pero en general, Espende y Quintas controlaron a la perfección a los puntas de Ferro.

El grito esperado

El desahogo para el local llegó a 9 minutos para el cierre, cuando Darroquy metió el centro exacto para la aparición goleadora de Cortadi, que gritó por primera vez en este torneo.

La visita enseguida se quedó con uno menos y daba la sensación que el albo lo liquidaría.

Matías Aranda contó con un par de ocasiones claras, haciendo lucir al arquero visitante, aunque Sua´rez no se quedó atrás y debió esforzarse ante remate de media distancia.

Fue un triunfo difícil y trabajado para Independiente, que de esta manera llegó como único puntero al receso por elecciones, mientras espera el choque, como visitante, ante Círculo Deportivo, con quien pelea mano a mano por los primeros lugares.

Por lo pronto, más allá de lo que pase tras las últimas cuatro fechas, todos en Independiente disfrutan de un presente extraordinario, con el equipo puntero en el Federal B y peleando bien arriba en el torneo local.