Enzo Díaz: «Tengo que dar un salto de calidad y creo que es ahora»

1534

Tras una excelente temporada en la UAI Urquiza, el futbolista loberense, Enzo Díaz, está de vacaciones en su ciudad, mientras define su futuro.

En diálogo con Sendero Regional, comenzó lamentándose por el ascenso que se le escapó a su equipo sobre la hora. “Estuvimos muy cerca, pero se nos escapó en el último minuto y eso da más bronca. A veces se gana, a veces se pierde, y hay que aprender de eso y seguir para adelante. Estuvimos un rato largo en el vestuario y estábamos todos destruídos. Quizás yo era el más tranquilo, así que traté de levantar un poco a mis compañeros. Haber llegado a la final con la UAI Urquiza, fue un gran logro, hicimos un campañón”.

En cuanto a su tarea personal, explicó que “me cuesta creer el año que tuve, hice 15 goles, quedé a uno del goleador… Hace un par de años estaba jugando acá en Lobería, pero yo siempre tuve confianza que alguna vez se me iba a dar y ahora hay que aprovecharlo. Convertí algunos goles muy importantes, que quizás cambien mi carrera. El que le hice a Platense, generó que se empiece a hablar de mí, ya que muchos no me conocían. Después los que le hice a Acassuso y a Estudiantes fueron muy importantes, ya que había mucha gente mirando el Reducido y pueden ser muy buenos para mi futuro”.

El delantero, contó que a inicios de la temporada pasada, se había fijado un objetivo y lo cumplió. “Me propuse la meta de duplicar la cantidad de goles y casi lo logré, me faltó un gol, porque la temporada anterior había hecho 8 goles. La verdad que la gente me quiere mucho. Según me decían los chicos, nunca había ocurrido que un jugador saliera ovacionado, como me pasó en el partido con Estudiantes, que ganamos 3 a 1 en nuestra cancha y la gente gritaba “Enzo, Enzo…”.

Más allá de darse algunos gustos, como comer un asado con amigos, mientras pasa sus vacaciones, el delantero busca mantenerse en forma y para eso, entrena junto a Jorge Newbery. “No me dieron ningún plan de entrenamiento, sólo entreno a la par de los chicos y trato de cuidarme en las comidas, aunque algún permitido me doy. Durante el año tenemos una nutricionista que nos da un plan de alimentación y eso después se nota mucho en la cancha”.

Numerosos llamados

El gran nivel mostrado por Díaz, lo llevó a recibir muchos elogios por parte de la prensa especializada en el fútbol de ascenso y muchos entrenadores posaron los ojos en él.  Respecto a su futuro, indicó que “hay muchos llamados de distintos clubes, pero debo estar tranquilo y esperar, porque pueden aparecer posibilidades muy buenas. Yo estoy muy agradecido con la UAI, porque si no fuera por ellos, no tendría este presente. Uno tiene la idea de seguir por otro camino, porque pueden venir cosas mejores y aspiro a seguir creciendo. Creo que en la UAI no voy a seguir, creo que tengo que dar un salto de calidad, ya me estoy haciendo grande, voy a cumplir 26 años, y creo que es ahora, que esta posibilidad no la voy a tener más”.

Según explicó, al finalizar la temporada, tomó la decisión de dejar su carrera en manos de un representante. “Mi carrera la empezó a manejar Darío Mazur, que es el papá de “Fede” , que juega de 4 en la UAI. El es representante y la idea es que me maneje todo. Ya se me estaba haciendo muy difícil manejarme sólo, porque me llamaban muchas personas con ofertas, y yo debía estar concentrado para jugar. Mientras jugábamos el Reducido, llamaban ofreciendo posibilidades de distintos clubes. Así que dejé todo en manos de este representante, a quien conozco mucho, porque es padre de un compañero, me la pasaba en la casa de ellos, iba a cenar seguido y es de mucha confianza. Cada llamado que me hacen, lo derivo a él”.

Ante una decisión muy importante

El goleador contó que “desde un primer momento, Mazur me preguntó qué era lo que quería yo, si iba a priorizar lo futbolístico o lo económico, y yo pienso en seguir arriesgando, ir por lo futbolístico, agarrar un buen club y obvio que me gustaría que haya un buen dinero, pero prefiero resignar algo de dinero por dar un buen salto. Supongo que en estos días se tiene que estar definiendo mi futuro. En estos días me cuesta dormir, la cabeza trabaja pensando en lo que puede venir, aunque al tener un representante, estoy más tranquilo”.

Por último, sostuvo que “soy consciente que ahora tengo que tomar una decisión que tal vez sea la más importante de mi vida, porque ahora hay que acertar, hay que decidir bien. La verdad es que es muy lindo lo que me está pasando, donde hay varias posibilidades y tengo para elegir, pero a su vez es una situación difícil, hay que pensar bien qué decisión se toma”.