Diego Dabove: De director técnico de San Manuel a subcampeón del fútbol argentino

253

Corría el año 2011 cuando el Club Atlético San Manuel decidió participar de los torneos de la Liga Balcarceña de Fútbol.

En la localidad, estaba viviendo transitoriamente un apasionado del fútbol, con una extensa trayectoria como entrenador de arqueros, trabajando junto a Miguel Brindisi en Boca Juniors, con el “Profe” Córdoba en Lanús, con “Chiche” Sosa en Huracán, con Miguel Russo en Los Andes, y con “Pipo” Gorosito” en Argentinos Juniors, Lanús, Rosario Central y River Plate, entre otros.

Se trataba de Diego Dabove, casado con la sanmanuelense Andrea Andreasen, quien a pesar de su experiencia en los principales equipos del país, con suma humildad aceptó la invitación de los jugadores del rojinegro, para dirigirlos en sus inicios en la Liga de Balcarce. “Los dirijo hasta que me salga algún trabajo” les respondió, y cumplió con el compromiso con gran profesionalismo.

Fueron sólo un par de meses, pero ese corto tiempo marcó a fuego a los jugadores de San Manuel, que recuerdan con gran cariño el paso de Dabove por el club de la localidad. “Es muy profesional, respetuoso de los horarios, muy motivador y loco del fútbol”, lo recuerda el “Pata” Vargas, goleador del Atlético.

Tras su breve paso por San Manuel, Dabove fue contratado por Racing de Olavarría, y luego de varios trabajos, entre ellos con el “Tolo” Gallego en Independiente y con Diego Cocca en Racing;  en 2017 llegó a Godoy Cruz para dirigir la Reserva, donde realizó una gran campaña que lo llevó a transformarse en el DT de la Primera División, donde se transformó en la gran revelación del fútbol argentino, obteniendo el subcampeonato, a apenas 2 puntos de Boca Juniors, clasificando para la próxima Copa Libertadores.

“Siempre quiso dirigir y cuando tuvo la oportunidad la aprovechó”, afirmó Guillermo Vargas, consultado por Sendero Regional.

 

De visita por San Manuel

Apenas finalizó la Superliga, Dabove viajó a San Manuel para descansar, y no dudó en darse una vuelta por la cancha del rojinegro, para saludar a varios jugadores que el dirigió y alentarlos en lo que fue el triunfo ante Boca de Balcarce.

El entrenador recibió un gran reconocimiento de todos los hinchas, tanto del local como el visitante, y recibió de regalo una camiseta del rojinegro.

“San Manuel es donde me refugio cuando tengo vacaciones. Es ideal para estar tranquilo, gozamos de la familia, los perros, tomando mates, estoy haciendo vida de campo”, contó Dabove a Diario Uno de Mendoza, agregando que “me conocen todos en el pueblo, me felicitan por lo que hicimos en Godoy Cruz. Acá aprovecho para comer algunos asados, corderos… Después vamos a tener que hacer dieta, si no el saco negro de la cábala no me va a entrar”.