Después del tornado: Repartieron materiales y trabajan en las reparaciones

41

Los días posteriores al paso del tornado por nuestra ciudad, no fueron nada fáciles; en primer lugar para los vecinos que sufrieron las graves consecuencias del fenómeno; y tampoco para las autoridades municipales, que debieron brindar asistencia a los damnificados.

Pasado el fin de semana posterior al temporal, el comité de crisis se trasladó del cuartel de Bomberos al CIC ubicado en el Barrio Independencia, de modo de trabajar en la zona que sufrió los mayores daños.

A lo largo de la semana, se continuó con la tarea de tomar solicitudes de las familias damnificadas, realizando un registro de las demandas en listados de necesidades para la derivación a las distintas áreas, articulando las mismas con las diversas ONG de la ciudad como son Cáritas y Grupo Solidario.

La Cruz Roja, junto a seis equipos de calle también integrados por trabajadoras sociales,  continúo brindando apoyo a las tareas en el CIC y en terreno, visitando familias con el fin de entregarles herramientas útiles para el manejo de las situaciones de emergencia que se pueden ir generando.

Por su parte, desde el área de Obras y Servicios Públicos, se distribuyeron materiales para numerosas viviendas, entre ellos chapas, tirantería, bulines, clavaderas, aislante, clavos, etc. En este sentido, hubo una partida de materiales que envió la Provincia de Buenos Aires y otra que compró el propio municipio.

Según se explicó, el orden del reparto de materiales se realizó teniendo en cuenta las casas con mayores daños.

Vale destacar que más de 120 familias que sufrieron daños, decidieron recibir el material y hacerse cargo de los trabajos, a través de albañiles contratados o en muchos casos, mediante familaires o amigos que prestaron colaboración.

Por su parte, sobre el fin de semana, comenzaron a trabajar en los casos en los que se necesita la mano de obra, para lo cual el municipio conformó 10 cuadrillas de trabajadores.

Vale destacar también que hubo casos de vecinos que decidieron no aceptar la ayuda del municipio, para que la misma pueda llegar a quienes más lo necesitaban.

Gran trabajo del persona de EDEA

Paralelamente, el personal de la empresa que brinda la energía eléctrica en nuestra ciudad, EDEA S.A., trabajó incansablemente desde el mismo día del temporal, de manera de reestablecer el servicio lo antes posible. Cerca de 12 horas de pasado el tornado, más de media ciudad había recuperado la energía eléctrica, y con el correr de los días, se fue restableciendo en los sectores más afectados. Donde más tiempo llevaron los trabajos fueron en la zona del Barrio La Estación y en cercanías de la Escuela Nº 7.

Nuevo temporal

Llegado el fin de semana, surgió la preocupación de un nuevo alerta meteorológica, que indicaba abundante lluvia y fuertes vientos para el Sábado, por lo que desde el municipio se realizaron diversas recomendaciones a la población. Los mayores recaudos se tomaron en las viviendas que aún persistían con silobolsas o lonas en sus techos, debido a las consecuencias del tornado.

Finalmente, pasado el mediodía del sábado, el cielo loberense se oscureció absolutamente, quedando como si fuese de noche; desatándose un fuerte temporal de lluvia y viento. Más de 75 milímetros cayeron en poco más de una hora, lo que produjo anegamientos en las calles por saturación de los desagües y numerosas viviendas con agua adentro.

Desde la Municipalidad se informó que cuatro cuadrillas prestaron apoyo a las viviendas afectadas, reforzando la colocación de silobolsa. Por surte, no se produjeron nuevas voladuras de techos.

Tras el nuevo temporal, Desarrollo Social asistió a familias con colchones y ropa seca, debiendo evacuar en el CIC a una familia.

Emprendedores afectados

Desde la Municipalidad de Lobería, mediante la Dirección de Desarrollo Local, se informó que se está trabajando en conjunto con el Ministerio de Producción de la Nación y el Banco de la Provincia de Buenos Aires, para dar respuesta a los emprendedores, comerciantes y empresas afectados por el tornado.

Vale destacar que más allá de las 250 viviendas afectadas, se produjeron derrumbes de varios galpones utilizados para talleres; voladuras de techos de locales comerciales y gimnasios; casillas y máquinas rurales volcadas, roturas importantes en silos; y daños casi totales en un tambo.

Teniendo en cuenta esta situación, se informó a aquellos que hayan sufrido daños en los establecimientos productivos, que pueden acercarse a la Dirección de Desarrollo Local, sita en Juan B. Justo y Belgrano, de lunes a viernes de 7 a 13, para que se realice un relevamiento de sus necesidades. Según se indicó, se facilitarán las condiciones para que quienes lo necesitan, puedan acceder a créditos con ciertas facilidades y beneficios.

Solidaridad

El pasado fin de semana, se desarrollaron actividades solidarias con el fin de recaudar materiales para la construcción y dinero para la compra de los mismos.

El grupo de ciclistas “Este es mi pollo” junto a la Comisión de Deportes realizaron “Ciclo turismo solidario”; mientras que la Agrupación Folklórica Gauchos de Lobería, las “Madres de Tamangueyú”, el “Zorro” Tobal y Bruno Peri, organizaron un festival artístico con el mismo propósito.