Damián García: «Estoy muy contento por el título y por el afecto recibido»

283

Damián García llegó a San Cayetano con importantes pergaminos y ello generó gran ilusión en los hinchas del “Chimango”.
Si en las primeras reuniones con los dirigentes ya había causado una gran impresión, mucho más lo fue cuando lo empezaron a ver trabajar en la pretemporada, en aquel verano 2017.
Con el correr de la temporada, los resultados fueron acompañando, el equipo hizo un gran Federal C, un brillante Federal B, y a fin de año, la “frutilla del postre”, el título de la Liga Necochea tras casi dos décadas de sequía.
Con la amabilidad de siempre, el director técnico del campeón, recibió a Sendero Regional para hablar del año que se terminó, el título obtenido y lo que viene en 2018.

-¿Qué significó para vos llevar a Independiente a consagrarse en la Liga Necochea después de casi 20 años?
“Fue una alegría enorme. Estoy muy contento, muy orgulloso también de lo que se ha conseguido, el año que hemos tenido y por supuesto de coronarlo con un el torneo de la Liga y haber recibido todo ese afecto y gratitud que me brindó el pueblo. Será algo inolvidable para mí”.

-¿Qué imágenes te quedaron grabadas del día de la consagración?
“Cuando terminó el partido, enseguida empezaron grandes muestras de gratitud, muchos abrazos, muchas lágrimas… Escuché mucho la palabra “gracias”. Es algo recíproco, yo les agradecí mucho por todas las ganas, la fe y la ilusión que ha tenido la gente. Creo que es un gran logro de toda la familia “Chimanga”. Las imágenes son las de muchas caras con una alegría desbordante. Ser campeón es algo que sucede poco, y cuando sucede hay que disfrutarlo”.

-¿Cuál crees que fue la clave para conseguir el campeonato?
“Creo que la clave ha sido la unión; la Subcomisión de Fútbol, los jugadores, el cuerpo técnico, los allegados, los hinchas, el club, todos hemos tratado de unirnos, de comprometernos, de no fallar y todos aportar nuestro granito de arena para poder lograr algo importante, y creo que así sucedió. Fue un año de un crecimiento extraordinario, en el que se pasó de participar solamente en un campeonato de la Liga local, a jugar un Federal C, un Federal B, a clasificar en el B con tantos equipos importantes que había, y terminar el año ganando el torneo que al fin y al cabo era el que queríamos ganar, sabiendo que en los otros que íbamos a participar eran muy difíciles. Sabíamos que ya participar nos iba a hacer crecer y creo que eso ocurrió, el club hoy está en otro lugar. Parece que hubiera pasado mucho tiempo, pero sólo pasó un año. Es un orgullo para todos, haber aportado cada uno su parte”.

-¿Cuál fue el secreto para conseguir rendir igual en dos competencias paralelas?
“Los dos campeonatos los pudimos afrontar, sinceramente, por el gran corazón del plantel, de los chicos. En un grupo heterogéneo, con jugadores de lugares diferentes, había de Necochea, de Tandil, de Lobería, de Mar del Plata, el resto de San Cayetano, han tenido una gran comunión y un gran compromiso, sacrificio, algunos jugaron dos partidos seguidos, nunca han dicho “estoy cansado”, y a través de ese sacrificio ha venido un premio importante como lo es quedar en la historia de Independiente”.

-Cuando quedaron afuera del Federal B, a los pocos días debían jugar partidos decisivos por el torneo local. ¿Temiste que ese golpe pudiera afectar al equipo?
“No hubo reproches, no creo que haya habido una gran depresión. El equipo estaba preparado para superar esa situación. Quedamos orgullosos de lo realizado, por supuesto con la tristeza de haber quedado afuera, pero con la tristeza de haberlo dado todo, ganando el partido en Olavarría; nos faltó convertir otro gol para llegar a los penales, pero creo que al fin y al cabo estuvo bien, y creo que los chicos también lo sintieron así. No sé si daba para continuarlo, aunque por supuesto queríamos ganar; y tampoco sé, ni lo vamos a saber, si hubiésemos continuado en el Federal B, si hubiéramos tenido el premio de ganar la Liga local o a su vez, si podríamos haber peleado el ascenso. Creo que lo hecho en el año fue productivo, equilibrado, todo no se puede, y los chicos saben que ante una derrota o una eliminación, son momentos para mostrar nuestra mejor cara y la verdad que lo han hecho”.

-¿Qué jugadores consideras que fueron los más gravitantes en el equipo campeón?
“Creo que hubo un equipo importante, en el que las formaciones cambiaron mucho por el tema de jugar los dos campeonatos al mismo tiempo. Hemos tratado de aprovechar a todos en cada momento, algunas veces no salió bien y otras no tanto. El equipo en algún momento se ha recostado sobre individualidades que no caben dudas que han marcado un desequilibrio más que nada en la parte técnica. Creo que lo chicos que no pudieron jugar tanto en el B y que sí lo hicieron en el local, uno trató de respetarles el lugar hasta el final y fueron la columna vertebral de este equipo; han sido Costanzo, Truitiño, Giuntini, Aranda, Cortadi y Muñoz. En algún momento pudimos aprovechar al “Turro” (Azurmendi), al “Cuchi” (Espende), a Moreno y también tuvieron gran desempeño chicos como Álvarez, Santini, “Gabi” (Darroqüy) cuando le tocó, Sosa, Roque, Smoulenar… Creo que fue bastante variado. En realidad en el año han jugado casi todos, en los distintos torneos; algunos más el C, otros más el B y otros más el local, pero todos o la gran mayoría han tenido su momento para poder desarrollarse y esa era la idea. En un plantel de 30 jugadores, todos han tenido su momento y su lugar. Seguramente todos hubieran querido jugar el último partido, hubieran querido jugar el último partido, pero los jugadores son inteligentes, han disfrutado, han crecido y hoy son mucho mejores personas y jugadores que lo que eran hacen un año. No miramos tanto el árbol, miramos más allá, el bosque; aunque entiendo que alguna gente no pueda disfrutar esto porque quizás lo relacione todo con el “yo”, pero nosotros y los jugadores sabemos que hemos impulsado otro mensaje con mucha fuerza y hoy podemos decir que todos han sido muy importantes en este año para Independiente”.

-Cuando llegaste a San Cayetano, prácticamente no conocías a los jugadores de la Liga. ¿Hubo jugadores que te sorprendieron en cuanto a su adaptación a jugar un torneo como el Federal B?
“Sí, estoy muy contento con los chicos. Hay muchos jugadores de la Liga local que pueden jugar un Federal B o un C tranquilamente, los casos están a la vista. Creo que con mayor tiempo y mayor trabajo, ese número se puede acrecentar. Fueron varios los chicos que han demostrado estar a la altura de esta clase de torneos”.

-¿Qué te dejó este año en San Cayetano, alejado de tu gente?
“Me gustó mucho, me gusta San Cayetano. Son lugares comunes a mi infancia, con imágenes familieras y afectivas muy parecidas a las que le tocó y le toca vivir a uno y que por ahí en Mar del Plata cuesta lograr. Entiendo que por ahí no es muy simple tampoco, por la lejanía con mis hijos, con mis afectos, pero se equilibró un poco; todas las semanas tenía algún día para visitarlos y estar con ellos; y después estar tranquilo y dedicarme por completo a ser técnico, estar muy metido en el fútbol. Creo yo que hubo un crecimiento en lo personal en todo aspecto, y en la parte futbolística y técnica también, así que lo tomo como un gran crecimiento, y sé que no hay crecimiento si en algún momento no se sufre o no se hacen grandes sacrificios”.

-Los jugadores destacaron la cercanía que lograron y la preocupación que siempre mostraste por sus situaciones personales. ¿Es algo que siempre te caracterizó o se dio así por la confianza que te brindó el grupo?
“Uno intenta ser siempre el mismo, o quizás intente ser siempre un poco mejor, pero siempre las bases de uno han sido las mismas, a partir de valorar cuestiones humanas y de sentirse contento y satisfecho en esa parte, tratar de que el jugador sienta lo mismo. Después yo soy técnico y ellos jugadores, pero principalmente somos hombres que intentamos mejorar, estar satisfechos, hablar… Ellos también nos ayudan mucho a nosotros y cuando hablo también lo hago por mi cuerpo técnico, mi gente, que son amigos. Uno es la cabeza de grupo y casi siempre es al que le hacen las notas, pero hablo por ellos también. Intentamos llegarle al jugador con la parte afectivo, es algo auténtico, no para sacarle nada de ahí, sino para estar contentos y tranquilos, ayudar y ser ayudados, no es nada de otro mundo para nosotros, siempre lo hemos hecho y nos sentimos muy cómodos en nuestra forma de vida. A otros les gusta otra cosa, a nosotros nos gusta terminar el año con muchas amistades, más allá de lo futbolístico y del futbolista también, con los allegados, con la gente que uno interactúa durante el año, esos son los grandes triunfos para nosotros, y gracias a Dios, no fue una excepción este año en Independiente”.

-¿Vas a continuar siendo el DT de Independiente en 2018?
“La idea es continuar en 2018 tanto en el Federal B como con la Liga local. Ya hemos tenido algunas charlas con el club. Creo yo que se van a dar las condiciones para que eso suceda y con el tiempo iremos profundizando para ir viendo las distintas cuestiones a considerar, que son muchas. Ahora el club va a descansar de un año anormal, que es el primero y el más difícil, con un Federal C, un Federal B y el torneo local. En 2018 vamos a tener un verano tranquilo y una experiencia vivida con mucha información, con muchos datos, sabiendo cómo fue, qué es lo que hicimos bien, qué es lo que hay que mejorar de lo que hicimos mal; pero principalmente vamos a tener un tiempo para descansar y tener la tranquilidad para afrontar el torneo local y el Federal B mejor armados, más preparados, tratar de organizarnos mejor. Tal vez no se den los buenos resultados que se dieron este año, pero sí seguramente se puede mejorar muchísimo todo y lo que uno piensa es que si las cosas se hacen mejor, debería mejorar el desempeño. Va a ser difícil pero lo vamos a intentar, subiendo la calidad de todo, del club, de los jugadores y del cuerpo técnico, tratar de encarar el año mejor. Veremos que depara el destino y el futuro”.

-Sabemos que Uribe jugará en Deportivo Madryn. ¿Cómo se hace para reemplazar a un jugador que hizo semejante cantidad de goles? ¿Ya estas pensando en posibles reemplazantes?
“Suplantar al “Gordo” Uribe va a ser muy difícil. Creo que son jugadores de otra categoría y que no se encuentran todos los días, pero bueno, no importa, porque estamos agradecidos a él y disfrutamos de haberlo tenido y de la campaña que hizo. Él nos ayudó a realizar una gran campaña e Independiente lo ayudó a él a tener un torneo inolvidable, y eso también le dio la posibilidad de volver a lugares de mayor protagonismo en torneos superiores. Principalmente estoy muy contento por él, es un chico que queremos mucho y sabemos que es recíproco, que su paso por el club será inolvidable, ya quedó en la historia de Independiente y seguramente en algún momento va a tener su vuelta. Por ahora agradecidos de haber podido contar con él y después veremos de qué forma podemos tratar de extrañarlo lo menos posible, pero será más adelante, por el momento es muy pronto”.

-¿El cuerpo técnico seguirá conformado de la misma manera?
“En el futuro cercano ya comenzaremos a redondear las ideas del club y el cuerpo técnico. Veremos las posibilidades laborales; el profe tiene también un trabajo en Mar del Plata, Diego (Esquivel) también, charlaremos tranquilos con ellos y veremos si podemos estar todos juntos en 2018 y si así no fuera, igualmente somos amigos y veremos la forma de estar en los momentos que se pueda, pero no habrá conflictos, van a estar siempre en el corazón de Independiente; han sido indispensables con Lucas (Lobos) y con el resto de los auxiliares, para lograr todo lo que ocurrió este año. Ya son amigos y gente querida del pueblo y uno va a estar eternamente agradecido de poder trabajar y tener estas luchas en común. En un corto tiempo iremos sacando un poco la incertidumbre e ir definiendo algunos temas que todavía están verdes, así que veremos más adelante”.