Arranca la campaña de trigo con una proyección histórica de 22 millones de toneladas

2

En los próximos días comenzará una nueva campaña de trigo en el país. El contexto actual es determinante, ya que, la siembra se realizará con el actual gobierno y la cosecha será luego de conocerse el resultado de las elecciones nacionales.

También hay que tener en cuenta que el cereal podría obtener un nuevo récord de siembra y producción de la mano de buenas perspectivas climáticas y precio a cosecha, además de una mejor relación insumo-producto.

La Bolsa de Comercio de Rosario proyectó una siembra del cereal de
6.800.000 hectáreas, lo que permite pronosticar una cosecha que podría llegar a 22 millones de toneladas, que de concretarse sería el mayor registro en la historia de Argentina

En gran parte de la provincia de Buenos Aires, donde se concentra más del
40% de la producción del cereal, y en el sur de Santa Fe, los suelos se
presentan muy secos. El contraste es Córdoba, que presenta mejores reservas hídricas que resultan en calificaciones de humedad de normales a húmedas en prácticamente la totalidad de la provincia.

Según los pronósticos de la BCR, para los próximos días se podrían registrar
precipitaciones importantes en el sudeste bonaerense que impactarían
positivamente en las reservas de humedad de la zona, aunque no se proyecta que estas lluvias representen montos significativos.

En el terreno de los precios, el trigo cámara volvió a cotizar a mediados de
esta semana por encima de los 190 dólares por tonelada. A pesar de ello, el
trigo cerró la semana pasada cotizando en baja en Rosario, porque la
exportación ya se encuentra abastecida y esto resta presión a la demanda

Proyecciones en el mundo

A nivel global se proyecta un aumento del 4% en la producción de trigo para la campaña 2019/2020. Los datos del Consejo Internacional de Granos (CIG), muestra que la cosecha alcanzaría las 762 millones de toneladas, y la
demanda llegaría a 752 millones de toneladas, debido a un mayor uso para
forraje y alimentación.

Economistas de la bolsa rosarina pronostican que la campaña podría finalizar con mayores stocks de trigo que alcanzarían 274 millones de toneladas. «Es decir, el efecto de la recuperación productiva 2019/20 pesa más que el aumento de la demanda y los menores stocks a inicios de campaña», comentaron.

Con el trigo de invierno desarrollándose en condiciones muy favorables en
varios países, se proyecta una recuperación de la producción en particular en Rusia, la Unión Europea, Ucrania y Canadá.

Además habrá que prestar atención a la campaña en Australia, el cuatro exportador de trigo a nivel mundial, que en el inicio de la siembra enfrenta nuevamente un período de sequía. Esto no solo deriva en caída de siembra y producción, sino también en la pérdida de mercados, como es el caso de Indonesia, que sustituyó el trigo australiano por el originado en la región del Mar Negro.