Una obra vital para el crecimiento de nuestra zona

24

Si afirmamos que la energía es vital para el crecimiento y desarrollo de comunidades como Lobería, Necochea y San Cayetano, no estaremos diciendo nada nuevo.

Pero lo cierto, es que desde hace varios años, estas tres localidades, a las que llega semanalmente nuestro semanario, se veían imposibilitadas de realizar nuevas conexiones de gas natural, tanto a domicilios particulares como a empresas.

Sin lugar a dudas, esta situación era una limitante importante para la instalación de nuevas empresas y una complicación para las nuevas construcciones, que se veían obligadas a buscar diferentes alternativas, como el uso de gas envasado o de artefactos eléctricos.

La solución a este inconveniente tenía una única solución: la ampliación del gasoducto Barker-Necochea, aunque la obra era de un costo millonario y debía ser afrontado por la empresa Camuzzi Gas Pampeana, que durante años afirmó que no estaba en sus posibilidades realizarla.

La situación, que complicaba a las tres localidades, llevó a que los intendentes realizaran gestiones conjuntas, ante autoridades provinciales,  nacionales y de la propia empresa.

Finalmente, en 2017, los jefes comunales recibieron la noticia de parte del Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas), de que la empresa distribuidora de nuestra zona, se comprometía a realizar la extensión del gasoducto, para lo cual preveía una inversión de 174.000.000 de pesos.

Más allá del anuncio, muchos dudaron de la concreción de la misma. De hecho, en este mismo espacio, nos permitíamos desear “que la concreción de la misma se lleve a cabo en los tiempos en que fue anunciado”.

Con satisfacción, hoy debemos decir que la pasada semana, tanto Facundo López, como Miguel Gargaglione y Juan José Fioramonti, fueron invitados a recorrer el avance de la obra, que ya supera el 65 por ciento, estando prevista su finalización para el mes de noviembre, algunos meses antes de lo anunciado.

La ejecución de un loop de 12 kilómetros de extensión sobre el gasoducto existente, con cañería de acero de 16 pulgadas de diámetro, permitirá acceder al gas natural a 7.600 nuevos usuarios en todo el sistema, que incluye a las localidades de Lobería, San Cayetano, Necochea, Quequén, Juan Fernández y Nicanor Olivera.

Sin lugar a dudas se trata de una excelente noticia para la región, que permitirá que muchos vecinos tengan una mejor calidad de vida y que las ciudades en general, puedan expandirse y desarrollarse de una mejor manera.