Un trabajo conjunto para lograr el desarrollo de la región

85

Desde esta misma página editorial, hemos magnificado la importancia del trabajo en equipo, que sin lugar a dudas es beneficioso por donde se lo mire, ya que suele generar un ahorro del tiempo invertido  y multiplicar la eficacia del trabajo.

Es mucho más probable que el éxito de un proyecto, se alcance más rápidamente trabajando en conjunto, que haciéndolo individualmente.

Esto sucede en todos los aspectos de la vida; en la familia, en una empresa, en un equipo deportivo y también en el Estado.

Es por eso que celebramos la actitud de diversos intendentes de nuestra zona, que dejaron todo de lado el ego personal y las diferencias políticas, para reunirse buscando dar solución a las problemáticas comunes, y por ende, potenciar el crecimiento de sus partidos.

Todos saben que su distrito puede estar muy bien, pero si los que lo rodean también crecen, los beneficios serán mayores para el conjunto.

El encuentro se produjo en Lobería y los tres distritos a los que llega Sendero Regional, tuvieron la amplitud de entender la idea de desarrollo estratégico conjunto: el anfitrión Juan José Fioramonti encabezó la reunión; el necochense Facundo López tuvo una activa participación, y el sancayetanense Miguel Gargaglione, ante la imposibilidad de estar presente, envió a dos de sus más cercanos funcionarios, Manuel Sampayo e Ignacio Marlats.

Pero no se trató de un simple encuentro entre tres intendentes vecinos, sino que además participaron otros jefes comunales de la región, secretarios de Desarrollo y Producción, otros funcionarios, representantes de CARBAP y sociedades rurales de la Provincia de Buenos Aires. Además de las tres ciudades mencionadas, estuvieron representadas Tandil, Balcarce, Rauch, Mar Chiquita, General Madariaga y Ayacucho.

Evidentemente el “equipo” es amplio y el compromiso de todos también es grande.

Sin lugar a dudas, si el objetivo del encuentro es lograr el crecimiento de la zona sudeste de la Provincia, hubo un tema que ocupó la mayor parte del cónclave: el Puerto Quequén como principal salida al mundo de la producción de la región.

Hubo una coincidencia total en que potenciar el crecimiento del mismo, redundará en beneficios para todos los distritos que lo circundan.

Pero además, hay otras problemáticas que preocupan a todos los jefes comunales, como lo son la mejora de los caminos rurales y rutas, la puesta en marcha de los ferrocarriles y la mejora de la infraestructura rural.

Los pedidos o reclamos que puedan realizarse al gobierno provincial o nacional, serán escuchados de distinta manera si vienen de un grupo de intendentes y no sólo de uno.

Esta experiencia la vivieron Fioramonti, López y Gargaglione, cuando los tres coincidían en la necedidad de la ampliación del gasoducto Bárker-Necochea. Los reclamos se hicieron en conjunto y, si bien la obra aún no se concretó, al menos fue anunciada.

Trabajar de manera regional, armónica y en conjunto para ser la clave para lograr acciones que beneficien a los habitantes de cada lugar, y el primer paso ha sido dado.

Desde aquí, saludamos esta positiva iniciativa.

 

Carlos Laboranti. Director Ejecutivo