Trigo: recomiendan que Argentina conquiste otros mercados sudamericanos, además de Brasil

2

El mercado de trigo actualmente se muestra poco demandado y a pesar de que dejó atrás el piso de los 190 dólares desde el arranque del 2019, los operadores locales proponen apostar a la apertura de otros destinos en Sudamérica, además de las oportunidades de venta que reporta año a año Brasil.

El 12% de la demanda mundial de trigo está en Sudamérica, como es el caso de Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Bolivia, que son países importadores de trigo y a los que Argentina no les vende. Hoy el único comprador en la región es Brasil. Es por eso que no tenemos que esforzarnos por vender trigo al sudeste asiático cuando ahí ya están en la cancha proveedores de Australia y hasta Estados Unidos, vía el Pacífico”, expresó Enrique Erize, Presidente de la Consultora Nóvitas.

En el mercado granario local, el trigo cotiza 195 dólares por tonelada para la posición de marzo de este año, y con un valor, según indicó Erize, “de 190 dólares para enero 2020, con 8% de retenciones, y arriba de 230 para el productor en plena cosecha, es probable que el productor argentino vuelva a apostar por el trigo, y si el clima acompaña vamos a repetir una cosecha voluminosa”.

En el plano internacional, Erize alertó sobre lo que podrá suceder con la producción mundial de trigo, “si el mundo vuelve a la normalidad, va a ser difícil venderle nuevamente a Egipto, Bangladesh, Vietnam o Indonesia, tras las malas cosechas que tuvieron países productores como Rusia, Australia, Ucrania e incluso Estados Unidos. Hay que tener cuidado con un trigo a 190 dólares. Mi consejo es vender todo lo que se animen a vender del cereal que se proyecte sembrar”, aseguró el consultor.

Mercados de futuro

Para una mejor comercialización de la futura cosecha, el especialista en mercado de granos de la Consultora Agritrend, Gustavo López, aconsejó utilizar los mercados de futuro –cuando las partes se comprometen a comprar o vender en el futuro un determinado bien (producto agrícola, mineral, activo financiero o moneda), definiendo en el presente la cantidad, precio y fecha de vencimiento de la operación.

Para la comercialización de las 19 millones de toneladas de la última cosecha, “las expectativas son muy buenas, debido a que ya se vendieron cerca de 11 millones de toneladas frente a un saldo exportable de 12,5 millones de toneladas, y al completar los compromisos de venta al exterior cobra fuerza la puja entre la exportación local y la industria molinera”, comentó López, quien agregó: “En el mercado local de granos persiste la promoción de precios atractivos para el cereal disponible o para lotes contra entrega actual pero definidos por un valor adelantado”.

De cara a la próxima campaña triguera a comercializar, Gustavo López explica que: “El productor argentino tomará sus futuras decisiones en trigo atento al último precio recibido. Por lo que toda expectativa marca que habrá un incremento en la siembra que no será menor. Así los precios a futuro llegaron a 200 dólares a enero, pese a que hoy están un poco deprimidos en torno a los 185 y 190 dólares”.

Un dato a tener en cuenta, según explicó el consultor, es que: “A días de finalizar la anterior cosecha de trigo ya se hicieron ventas importantes para el próximo ciclo. Hoy hay ventas por unas 600 mil toneladas vendidas para entregar (trigo nuevo) dentro de un año: son ventas a precios más que atractivos”.