“San Manuel está bien, como también lo estaba en 2015”

275

José Pifano es concejal y presidente del Partido Justicialista, además de uno de los máximos referentes políticos de San Manuel. Amablemente atendió la requisitoria de Sendero Regional, para hablar sobre la actualidad de la localidad que la semana anterior festejó sus 88 años.

-¿Qué es lo que más lo enorgullece, como dirigente político, haber logrado para su pueblo?

“Debo aclarar que si bien esta consulta me la hacen a mí, fuimos muchos los funcionarios y militantes que, entendiendo la política como construcción colectiva, trabajamos sobre un proyecto y objetivos claros para San Manuel y su zona. Nuestros mayores logros fueron la participación y el acompañamiento popular. Contamos  con un intendente como Hugo que siempre tuvo en cuenta a nuestra localidad, conocía su gente y nunca  se opuso a obras, proyectos o iniciativas que partían de la comunidad. Muchas veces en las reuniones de gabinete las diferencias entre funcionarios se saldaban con la decisión de Hugo a favor nuestro, porque siempre me ha tocado, incluso siendo oposición antes y ahora, cuestionar muy duramente lo que llamo el “loberocentrismo”, es decir pensar el Distrito sólo a través de los intereses y necesidades de la ciudad cabecera.

Así logramos implementar un proyecto integral que vinculó lo edilicio, como obras, viviendas y construcciones; con proyectos socio-sanitarios que colocan en el centro de la gestión a la Salud y sus determinantes sociales. Pusimos todo el esfuerzo en el Centro de Salud con el objetivo de brindar en forma igualitaria la mejor atención; terminamos con el clientelismo de los delegados regalando leche o alimentos secos; ampliamos la planta urbana y construimos en el lugar más lindo del pueblo 36 viviendas sociales dotadas de todos los servicios; atendimos la problemática y necesidades de los adultos mayores y de las mujeres jefas de familia; terminamos con las barreras geográficas, por ejemplo el “atrás de la vía”, un barrio que hoy cuenta con gas, cordón cuneta, calles mejoradas y erradicó el flagelo de las inundaciones. Concretamos el agua potable,  pusimos en funcionamiento el Centro de Salud de Matienzo y construimos su edificio y vivienda para la enfermera. El programa Mejor Vivir nos dejó casi 40 soluciones habitacionales. La obra de gas envasado por redes; las 15 cuadras de pavimento rígido de hormigón y el cordón cuneta y mejorado de la circunvalación. Los juegos infantiles en la plaza, que dicho sea de paso, fueron los primeros de ese tipo instalados en Lobería. Ambulancias, utilitario de transporte, equipamiento sanitario. Instalamos el festejo del aniversario de la localidad como una gran fiesta popular, etc. etc. ¿Cuánto No? Es difícil elegir. Por eso lo más importante fue el apoyo de nuestro pueblo que, a pesar de lo mucho que nos quedó por hacer y los errores cometidos,  demostró que no es cierto eso de que “nadie es profeta en su tierra”. Trabajaron en todo esto con gran dedicación, compromiso y honestidad, Cristina al frente del Centro de Salud  y  Leonardo, Nito y Marcelo en la Delegación”.

-¿Cómo ve la localidad en la actualidad?

“La localidad está bien, como también lo estaba el 10 de diciembre de 2015. Se mejoró la iluminación, funciona la fuente de la plaza, está más prolijo el basurero y se ha innovado respecto al sistema de recolección. Decididamente la circunvalación no tiene un buen mantenimiento y, a pesar de contar la Delegación con cuatro motonivelaras y una niveladora de arrastre, los trabajos  viales son deficitarios. Del traslado del galpón vial nosotros no podemos hablar porque fue un compromiso incumplido, pero es positivo que se esté llevando adelante aunque no coincidamos con el proyecto y el monto de fondos  asignados. La situación edilicia de la Escuela 15 es el modelo de la más absoluta imprevisión y desentendimiento de las autoridades municipales y la presidencia del consejo escolar. En diciembre pasado rompieron parte del edificio viejo porque para el inicio del ciclo lectivo 2017 estaría terminada la obra nueva. La obra avanzó a cuentagotas y todos miraron para otro lado.  Ahora sin cocina, espacio para comedor y servicios esenciales hay que improvisar soluciones. ¿No es que tanto interesan los chicos, cuando quieren criticar a los docentes por huelgas o asambleas? ¿Olvidó el señor intendente  lo que decía cuando era oposición respecto del Fondo Educativo?. Más de 24 millones presupuestados para 2017. En fin, empiezan a aparecer contradicciones importantes.

Merecen un análisis pormenorizado situaciones que involucran tanto al Centro de Salud, como a la Delegación Municipal. En general, aunque se gasta más, persiste un recorte de prestaciones y servicios que no generan reclamos públicos, por ahora,  pero sí opiniones contrarias en privado que ponen en evidencia conductas erráticas o falta de proyecto político. Específicamente en materia de Salud se hace mucho menos que antes, se empiezan a notar “atenciones diferenciadas” y la falta de un programa integral con seguimiento y evaluación permanente que evite el mero asistencialismo. El riesgo cierto es caer en la anarquía donde cada uno de los trabajadores de la salud hace lo que mejor le parece, algo que ya conocimos en otras épocas. Siendo éste un año electoral veremos si, haciendo honor a la historia de gobiernos radicales, se cae en comportamientos clientelares o se cumple con lo poco comprometido en campaña, referido más a valores que a propuestas concretas”.

-¿Cuáles creen que son las necesidades de San Manuel a futuro?

“Tenemos que poner todo el esfuerzo y compromiso en la materia ambiental. Lisa y llanamente somos un pueblo fumigado. Podemos afirmar que mejoramos mucho la calidad de vida de los sanmanuelenses, con gas, pavimento, viviendas, obra de cloacas iniciada, mejorado de la circunvalación, programas sanitarios, etc. pero si no atendemos  la calidad del aire, el agua y la tierra, difícilmente vivamos en un ambiente sano. Juega un rol muy importante para la salud individual de los habitantes y también  para la salud pública en general la responsabilidad social empresaria. La maximización de beneficios nunca puede justificar la enfermedad y aún la muerte.

Los adultos mayores siguen esperando, podemos avanzar con la construcción de ocho módulos más y el Centro de Actividades Múltiples que cuentan con espacio y proyecto propio. Si no se quiere continuar con esto, sería una buena respuesta una residencia para adultos mayores, una modalidad  diferente pero igualmente efectiva. De lo contrario seguirá el éxodo  a ciudades vecinas de quienes merecen pasar sus últimos días cerca de familiares, amigos y conocidos.

Y por último, para no cansar porque son muchas las iniciativas menores, sostengo nos merecemos un gran polideportivo, que nos sirva para concentrar todas las actividades deportivas, recreativas y sociales. Un gran ámbito cerrado capaz de brindar suficiente espacio y comodidad para las acciones comunitarias y la presencia de público en los encuentros deportivos sobre canchas reglamentarias.

Para los que piensan que todo esto es muy ambicioso, yo los invito a discutirlo con nuestros vecinos. El señor intendente tiene que venir, establecer fecha, audiencias y reuniones públicas. Con aparecer de incógnito y visitar a sus “socios” políticos, mayoritariamente del  PRO, no alcanza. Algunas cosas conoce, muchas otras se las podemos contar”.