Radicales loberenses en la inauguración de la estatua a Alfonsín

158

Un grupo de loberenses, viajaron a La Plata para estar presentes en la inauguración de un monumento de bronce en homenaje al ex presidente Raúl Alfonsín, en el que participaron funcionarios nacionales y provinciales, legisladores e intendentes.

Los concejales Leandro Storti, Mónica Palacios, Diana Riva y Adrián Mónaco, fueron algunos de los vecinos de nuestra ciudad que estuvieron en el acto, junto a militantes, dirigentes del Comité de la UCR y de la Juventud Radical de Lobería.

El que dio el puntapié inicial para la concreción de este homenaje, fue el vicegobernador y titular del radicalismo bonaerense, Daniel Salvador, quien estuvo en el acto, acompañado, entre otros, por el jefe del gabinete de la Nación, Marcos Peña, el ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda, Rogelio Frigerio, la gobernadora, María Eugenia Vidal, el gobernador de Mendoza y presidente de la UCR nacional, Alfredo Cornejo, el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y su par de Corrientes, Gustavo Valdés.

Durante el acto, se leyeron adhesiones de los ex mandatarios de Chile, Ricardo Lagos y de Uruguay, Julio María Sanguinetti, quien indicó que “en tiempos tan complejos como los que se viven hoy en nuestra América, el legado de Alfonsín es inmenso”.

A su turno, Daniel Salvador expresó que “Raúl Alfonsín nos enseñó a mirar para adelante y que la democracia para siempre es un compromiso de todos los argentinos”.

Por su parte, la gobernadora Vidal, que en el inicio de su discurso destacó “la presencia de banderas de Lobería”, afirmó: “Imaginen cuánta valentía se requería para defender los derechos humanos en el ’83. Podemos tener diferencias, pero sabemos que tenemos que aprender unos de otros, y eso es un legado que nos dejó”.

Vale destacar que la idea de esta estatua, surgió cuando Salvador recibió como obsequio del escultor Carlos Benavídez un busto de escritorio de Alfonsín y acordó la realización del monumento en la Plaza, como lo establece una ordenanza desde 2010, que esperaba su cumplimiento. Tras lanzarse a la venta 1.260 bustos de escritorio para la compra de los materiales para el monumento de bronce, cuyo trabajo fue donado por el citado escultor.