“Pinchito” Castellano es subcampeón del TC

21

Que todos deseábamos que fuera campeón, es innegable. Que todos nos angustiamos cuando lo vimos haciendo trompos en el barro en el inicio de la carrera, también es verdad. Que todos maldecimos esa inoportuna lluvia, es indiscutible.
Pero todo eso es tan cierto, como que después de verlo pelarla hasta el final, avanzando vuelta tras vuelta buscando el milagro, sentimos un orgullo inmenso de tenerlo como embajador deportivo de la ciudad.
“Pinchito” Castellano no pudo lograr el título, pero ese subcampeonato obtenido, tiene un valor inmenso para todos los lobernses e hinchas de todo el país, que lo alentaron y acompañaeron todo el año, detrás del sueño de pintar el “1” en los laterales.
La mañana comenzó de buena manera para Jonatan, que terminó la serie segundo en pista, pero tras la sanción a Rossi por propinarle un pontonazo al de Lobería, quedó en el primer puesto, alimentando aún más el sueño de campeón.

Un avance espectacular
“Pinchito” largaba desde el tercer lugar la final, sin embargo, cuando ya estaba engrillando, apareció un increíble chaparrón que complicó todas las chances de la mayoría de los candidatos. Con una pista muy complicada y tras sufrir un par de despistes, como la mayoría de los pilotos, Castellano entró a cambiar neumáticos en la segunda vuelta, quedando 35º.
Con Canapino peleando adelante con gomas para lluvia y Ardusso y Rossi por delante de él, el campeonato era una utopía, pero “Pinchito” no se resignó y fue por la heroica. Vuelta tras vuelta no paró de superar rivales, entre ellos a Ardusso y Rossi, ganando 24 posiciones para terminar la carrera noveno.
No alcanzó para lograr el título, ya que Canapino fue segundo y se coronó campeón, pero el esfuerzo valió la pena, ya que todos reconocieron su titánica tarea.
Fue así que apenas terminada la carrera, los loberenses inundaron las redes sociales de muestras de apoyo para su piloto, expresando el orgullo que sentían por él.
El loberense se coronó subcampeón y pintará el número 2 en sus laterales a partir de la primera fecha de 2019, que será el 10 de febrero en Viedma, Río Negro.

“Dejamos todo”
Tras la carrera, “Pinchito” expresó que tenían “mucha amargura, porque era una linda chance para ganar el campeonato, pero analizándolo en frío, mucho no se podía hacer, ya que mas allá que nos equivocamos en la decisión que tomé de entrar a cambiar las gomas en la segunda vuelta, si hubiéramos ingresado en el primer giro era parecido, porque los que largaban atrás de todo tenían la chance de poder jugársela. Es suerte y son dos minutos, si llovía un poquito más tarde no pasaba nada, y estábamos todos en las mismas condiciones. Agradecido al equipo porque puso todo y me dio un gran auto que me permitió ganar la serie y luego remontar muchos puestos en una final durísima. Dejamos todo y nos queda la conciencia tranquila porque del puesto 35 avanzamos al 9º haciendo una gran carrera. Felicito a Agustín Canapino que es un gran campeón. Peleamos el campeonato con los tres mejores pilotos del país. Gran mérito de todos de estar ahí, y obtener el subcampeonato que obviamente no es malo. El año que viene volveremos a dejar todo para ir en búsqueda del gran objetivo. Agradecido al “Pincho”, a Claudio Garófalo, a “Seba” Prósperi, a Gabriel Satorra, y a cada uno de los chicos del equipo que dejaron todo. A festejar el gran año que hemos hecho”.