Paro de transportistas: advierten que faltarán granos en los puertos y denuncian agresiones a camioneros

47

Los dirigentes de la Federación de Acopiadores manifestaron su preocupación por el impacto negativo que está generando la medida de fuerza que llevan adelante los integrantes de Transportistas Unidos de la Argentina (TUDA), en reclamo de una actualización de la tarifa. Una medida de fuerza que ya lleva cuatro días de duración y tiene su impacto en la comercialización de granos y hacienda.

La protesta comenzó el sábado pasado y tiene su epicentro en las provincias de Santa Fe, Buenos Aires, Entre Ríos, Chaco, Córdoba y San Juan. Hasta el momento se impide la libre circulación de camiones con granos y hacienda, provocando serios problemas en la comercialización, con menores ingresos de camiones en las terminales portuarias y en el Mercado de Hacienda de Liniers. Está garantizada la libre circulación del transporte liviano.

El pasado lunes, el capataz de estibadores del Sindicato Unidos Portuarios Argentinos (SUPA), José María Ramón, dijo a Télam que “el impacto del paro de los transportistas hoy no se nota porque las terminales portuarias tienen acopio de cereal, pero dan turnos de entrada a los barcos y como el cereal está parado en los camiones que están atascados en la ruta, dentro de 48 horas se van a quedar sin stock de cereal para cargar los barcos a los que ya les dieron turno”.

Por su parte, los Acopiadores denunciaron que los transportistas que realizan la protesta “llevan adelante la misma amenazando y agrediendo a los choferes de camiones”. Y además, expresaron su sorpresa por la “pasividad de los gobiernos provinciales, en especial del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, donde la presencia policial, con su pasividad, convalidó situaciones de virtual secuestro, tanto de los camiones como de los choferes, a quienes se les impedía hasta volver a sus casas”, sostiene el comunicado de la entidad.

Y además señalaron: “Estamos ante ministerios de seguridad provinciales que, ante la presencia del delito, no accionan ni ayudan a las víctimas; de fiscales que, ante el conocimiento de acciones delictivas, no actúan de oficio a pesar de la obligación que la ley les impone; y frente a colas interminables de camiones que pueden provocar accidentes de tránsito sin que a nadie le preocupe el riesgo y la seguridad de choferes secuestrados en las rutas”.

Gobierno Nacional

Por otro lado, las críticas de los Acopiadores alcanzaron al gobierno nacional, a quien responsabilizan de los cortes de rutas en zonas de importante tránsito como la Ruta Nacional N°9 y hasta en el Túnel Subfluvial. “Todo eso revela una descomposición de las normas y leyes que deberían regir la conducta de todos los argentinos. Los funcionarios deberían extremar los recaudos para evitar estos actos de violencia pública que podrían convertirse en una chispa dentro de un polvorín”, señalaron.

El pronunciamiento de la Federación también reflejó la preocupación por la aparición que de los transportistas autoconvocados, que según comentaron desde la entidad “dictan sus propias normas y deciden quiénes pueden transitar y quiénes no por las rutas argentinas, ante la indiferencia de las autoridades”.

Frente a este panorama tan complejo, los directivos de la Federación de Acopiadores informaron que ya han realizado denuncias penales con el objetivo de proteger a los transportistas que quieren seguir trabajando. Y por último, reclamaron al gobierno nacional y provinciales, y a la Justicia que haya un cumplimiento de las obligaciones de cada uno de ellos y que procesa aplicando la Ley y garantizando el derecho constitucional de transitar libremente por las diferentes rutas del país.

Aceiteros y Exportadores

Las autoridades de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro Exportador de Cereales (CIARA-CEC) expresaron su preocupación por los perjuicios que ocasiona la huelga y solicitaron a las autoridades nacionales y provinciales encontrar una salida urgente al conflicto.

“Hay que evitar las graves consecuencias de un reclamo ajeno a este sector, pero que padece sus secuelas. Los denominados transportistas autoconvocados, sin representación institucional, que impide el tránsito en las rutas de camiones con insumos, provoca el desabastecimiento y bloquea la exportación”, expresaron desde la cuenta de Twitter de la entidad.

También señalaron que al registrarse una merma en el ingreso de camiones a las terminales portuarias y plantas agroindustriales, porque son retenidos en las rutas por las personas que se realizan la protesta, se está paralizando la actividad en el principal sector generador de divisas del país mediante las exportaciones.