Notable tarea de Jerónimo Teti, quien largó 18º y terminó 4º

7
No había arrancado de buena manera el domingo para Jerónimo Teti, quien largaba la serie desde el 2º lugar, pero un toque con Antonino García en la curva 1 lo retrasó hasta la 6º posición, lo que lo hizo iniciar la final de la Clase 3 del TN en San Nicolás, desde el 18º lugar.
Parecía que el fin de semana se había arruinado, pero el piloto de Lobería fue autor de una final memorable, avanzando notablemente y alcanzando otro 4° puesto, que lo mantiene entre los 4 mejores del campeonato.
“Ahora es cuando más bronca me da lo que pasó en la serie” declaró Teti, quien agregó que «fue una lástima, no quise perjudicarlo pero me sorprendió la maniobra y a partir de allí quedé muy mal anímicamente y ya no disfruté de la carrera, afortunadamente me repuse muy bien para la final».
El «Extraño» explicó luego que «quedó claro que el auto estuvo sensacional, me permitió sortear cada problemita en pista y nunca perdimos ritmo, fue una carrera muy buena para mí, la disfruté y peleé cada posición con la necesidad de mantener enterito el auto, sin maltratar ni las gomas ni los frenos. De afuera se vio que fue final brava, desde mi auto fue un disfrute total».
Castellano sumó a pesar de la mala suerte
Había ganado la serie más rápida y y se había asegurado la largada desde el primer lugar de la grilla, pero justo antes de que el semáforo pase a verde, el motor del Chevrolet de Jonatan Castellano se paró, lo que lo obligó a largar desde la última posición. Sí, de primero a último en un abrir y cerrar de ojos.
Así, largó en la posición 37 y merced al gran rendimiento del auto, pudo meterse en el pelotón de los 20 tras los primeros 5 giros con el primer pace car, y luego entre los 15 mejores antes que salga el segundo auto de seguridad en mitad de carrera. Castellano llegó a estar cerca de posicionarse entre los diez mejores, pero en el giro 18 recibió un toque que lo relegó en el clasificador en los giros finales. No obstante, pudo recuperarse y terminar en el 13º puesto caída la bandera cuadriculada.
«Pinchito» expresó que «volvemos a Lobería con la amargura lógica de no haber podido pelear por la carrera cuando había una chance clara, pero muy contento a la vez por el rendimiento que ha mostrado el Cruze. Pudimos hoy ganar la serie más rápida y estaba todo dado para ir por la carrera, pero cuando engrillamos para largar se apagó el auto y no pudimos arrancarlo hasta que me empujó el rescate, perdiendo la posibilidad de partir primeros y teniendo que largar últimos. Luego se dio una linda final con una gran recuperación, y de no haber sido por un toque que recibí en las vueltas finales, podríamos haber remontado hasta terminar entre los diez mejores. Tenemos un gran potencial con el Cruze que prepara el MGC Pergamino. No tengo dudas que vamos a tener revancha y dar pelea en las próximas fechas. Agradecido al equipo por todo su trabajo y a los sponsor que nos acompañan».