Medida de fuerza del personal del Hogar «Sor Teresa de Calcuta»

90

El último viernes, mientras en un sector del Hospital Municipal “Gaspar M. Campos” se producía la inauguración del Centro Quirúrgico Obstétrico, en otro algunos trabajadores llevaban a cabo una medida de fuerza.

El personal de la Residencia para Mayores “Sor Teresa de Calcuta”, decidió realizar una guardia mínima y trabajo a reglamento, debido a la falta de respuestas que han tenido a diferentes pedidos que han realizado.

Entre otros reclamos, los trabajadores indicaron que hay una defectuosa liquidación de haberes, que el mantenimiento del edificio es deficitario y que existen diferencias entre horas trabajadas y horas cobradas. Además, hicieron referencia a la falta de adhesión al régimen de salubridad y hasta mencionaron maltratos al personal del equipo.

Trabajadores unidos

Vale destacar que los trabajadores del Hogar tuvieron el acompañamiento y asesoramiento a la hora de presentar la nota ante el intendente municipal, Juan José Fioramonti, del secretario general de UPCN, Julio Sarragoicochea, quien a su vez destacó la unidad que hay en el personal del sector, haciendo hincapie en que la nota fue firmada por casi la totalidad de los trabajadores, entre ellos el equipo interdisciplinario, enfermeras, profesionales y personal de limpieza.

Ante esta situación, en los días previos a la concreción de la medida de fuerza, se hicieron presentes en el lugar el secretario de Salud, Francesco Fioramonti, y la directora del Hospital, Silvia Contreras, quienes dialogaron con los trabajadores.

Consultados en Radio Ciudad sobre este conflicto, Fioramonti contó que se sorprendió, pues diijo que no había sido notificado de la existencia de estos reclamos hasta el día en que fue notificado de las medidas de fuerza.

Tanto Sarragoicochea como los trabajadores negaron que el funcionario no haya sido advertido previamente sobre los pedidos que el personal venía realizando.

Respecto al reclamo por la liquidación de haberes, Contreras afirmó que acordaron que desde el mes próximo que analizarán en el propio Hogar la preliquidación, para que no haya inconvenientes en ese sentido.

Contreras y Fioramonti reconocieron que está faltando personal y que están trabajando para incorporarlo, además de expresar que nunca se los informó de la existencia de situaciones de maltrato.

Por último, Fioramonti afirmó que le parecía sugestivo que la medida de fuerza se tomara justamente el día de una importante inauguración.

Sarragoicochea afirmó que la salida a este conflicto, en principio, sería con la concreción de una reunión con el intendente Juan José Fioramonti.