La Irene Casa de Campo, una alternativa de turismo rural

El suelo argentino exhibe hectáreas de campo esparcidas hacia los cuatro puntos cardinales donde existen numerosas estancias que saben combinar la historia, las costumbres y el paisaje campestre. Desde hace algunos años el Turismo Rural en nuestro país se ha incrementado. Este turismo no convencional ofrece a sus visitantes posibilidades de descanso, relax y la desconexión del caos de las grandes ciudades.

Miriam Pedersen se crió en el campo “La Irene” ubicado a pocos kilómetros del paraje de Energía. Desde pequeña tuvo a una vida en contacto con la naturaleza. Pasaron los años y se radicó en Necochea, tuvo dos hijos Jésica y Aaron, pero las vueltas de la vida la llevaron a sus raíces cuando falleció su padre, Don Max Pedersen en 2011. Es a partir de ese momento que comenzó a ir más seguido al campo y allí empezó a realizar mejoras y tareas de mantenimiento del lugar.

Al tiempo realizó un postgrado en Turismo Rural en la UBA.  Ahí conoció personas de todo el país y del exterior que al igual que ella, les interesaba ésta nueva iniciativa turística. En la primavera del 2016 armo una página en Facebook con información y fotos del campo, y poco a poco comenzó a pensar en la idea de convertir “La Irene” en un espacio de esparcimiento diferente.

El campo se encuentra a 25 kilómetros del complejo de las aguas termales de Médano Blanco. Allí no hay lugar para dormir por esta razón este sitio surge como una opción para pasar la noche y no tener que regresar a la ciudad de Necochea. Los servicios que se ofrecen son variados, “brindamos lugar para dormir con media pensión o pensión completa. La comida que preparamos es casera y la atención es personalizada. El predio se puede recorrer caminado o en bicicleta ya que el mismo cuenta con cuatro hectáreas. Hay plantas y flores de variadas especies, también se pueden ver frutales, una arboleada frondosa y algunos animales”, explica Miriam.  También cuenta con un Campo de Golf de seis hoyos con equipos completos de juego y un tanque australiano adaptado como pileta. Se ofrecen servicios de día de campo para grupos de yoga, reuniones familiares, eventos o simplemente disfrutar de una noche colmada de estrellas o luna llena.

El turismo rural es una buena alternativa para reencontrarse con el paisaje campestre, la naturaleza, recuperar energías y disfrutar de un ritmo más calmo. Esta opción es posible ensamblarla con algunos días en las Termas de Campo de Médano Blanco o disfrutar de una estadía inolvidable rodeados de atracciones naturales y tranquilidad.

Si queres contactarte con Miriam podes hacerlo al mail lairene.energia@gmail.com o visitando su página en Facebook La Irene Casa de Campo.

Foto: Nico Lopez Betz Photography