Juan Pedro Oholeguy, el músico necochense que toca con los Auténticos Decadentes

El mundo de la música encierra diferentes historias. No todas tienen que ver con canciones, recitales y escenarios. La de Juan Pedro Oholeguy nació en una escuela de música barrial dirigida por Juan Carlos Gesualdi. Un profesor que desde hace años forma artistas con autoestima, los integra en el mundo de la música y les hace creer que el arte de los instrumentos puede ir más allá de un hobby. “Tenía ocho años cuando comencé a tocar con él. A los diez integré el Cuerpo Orquestal Infantil y luego La Banda Municipal de Necochea. La sinfónica estaba conformado por chicos de toda la ciudad que luego continuaron sus vidas vinculadas a la música. Por pertenecer a la Banda Municipal, a los once años cobré mi primer sueldo como músico. Para mí fue muy importante porque mi viejo murió cuando yo era pequeño y eso me dió la posibilidad de seguir con la música sin tener que ir a trabajar de cualquier otra cosa”, cuenta Juan.

De alma se considera bajista, porque es ahí donde se divierte, sin embargo hoy es reconocido por su talento como tecladista. Durante su adolescencia, el músico necochense tocó con diferentes bandas y fue forjando sus intereses en la música popular y en el rock. Finalizada la escuela secundaria, el joven se fue a Buenos Aires y al poco tiempo comenzó a tocar con “Un Kuartito”. “En aquel entonces, los integrantes de la banda viajaban a Necochea y hacían la temporada de verano con el Cirko Marisko, eran tiempos de gira. Era un grupo muy consolidado dentro del rock latino y tuvimos la oportunidad de viajar a Estados Unidos, Europa y a México” explica Juan.

La red intrincada dentro del ámbito musical no tiene límites ni fronteras. Al poco tiempo Juan conoció a los artistas que forman parte de “Los Auténticos Decadentes” y trabajó con ellos durante varios años. También se vinculó con “Chelo” de la Zimbabwe, “toqué con ellos y ahí comencé mi trabajo como productor. Siempre me había interesado la idea de producir discos y con ellos surgió la oportunidad”.

En el año 2014, los Auténticos Decadentes lanzaron el disco “La banda sigue” y la canción “Enciendan los parlantes”  escrita por Juan, fue incluida dentro del corte. “Que incluyeran un tema escrito por mi representó un hito en mi vida porque los Decadentes forman parte de una de las bandas más reconocidas de Latinoamérica”.

Al tiempo, el necochense recibió la oferta de parte de Sebolla Parisi, baterista de “Los Cafres” para hacer un disco de reggae con versiones de los Auténticos Decadentes. “Trabajamos cuatro años en este proyecto porque involucramos a muchos artistas. Participaron los Auténticos Decadentes, Vicentico, Dread Mar I, el Bahiano, Carlos Vives, Rubén Rada, Macaco, Los Rabanes, Pablito Molina, Kapanga, Néstor de Nompalidece, Mimi Maura, entre otros. En marzo salió el primer corte con Vicentico y el segundo fue la versión de la “Guitarra” con Carlos Vives. La semana que viene filmamos con Dread Mar I “El pájaro vio el cielo y se voló”.

Ser músico no es una tarea sencilla, sin embargo Juan lleva más de 30 años vinculado a este arte. “Creo que el mensaje que puedo transmitir es que se puede vivir de la música. El objetivo es trabajar de manera continua porque parece que todo fluctúa, como lo hace el mundo. La clave es perseverar, trabajar en lo que a uno le gusta y ser consecuente”.

Por Andrea Molina