Horacio Víctor Luque otra vez protagonista de un partido polémico

500

Hasta el último fin de semana de abril, el nombre de Horacio Víctor Luque era casi desconocido para todos en el ambiente del fútbol.

Aunque hace un tiempo que arbitra en la Liga Necochea de Fútbol, el hombre nacido en Miramar y radicado en Necochea, no había tenido gran protagonismo ni había arbitrado partidos de importancia.

Pero el domingo 28 de abril, fue designado como juez de línea del clásico de San Cayetano y ya todos sabemos qué sucedió. A partir de ese momento, su nombre pasó a ser reconocido por todos los que siguen los partidos de nuestra Liga.

Cuando apenas se jugaban más de 20 minutos del encuentro entre Sportivo e Independiente, el entonces juez de línea, acusó una agresión del arquero y capitán del rojo, Darío Aranguren, lo que generó la suspensión del encuentro.

Vale destacar que ninguno de los presentes en la cancha, ni jugadores, ni periodistas ni hincha, pudieron confirmar haber visto tal agresión.

En diálogo con nuestro medio, el «Ruso» Aranguren afirmaba al otro día del partido, que «le apoyé la mano en el pecho, y se lanzó hacia atrás. No podía entender qué le pasaba. ¡Algo raro había!. Una persona coherente no hace eso».

Finalmente, el Tribunal de Penas suspendió por 18 meses al arquero, además de darle por perdido el encuentro a Sportivo y suspender por 12 partidos a Fernando Abadíe.

Poco más de un mes después, el propio Horacio Víctor Luque fue designado para arbitrar el clásico loberense entre Independiente y Jorge Newbery en Sexta División.

El encuentro parecía transitar por caminos normales, hasta que el juez comenzó a tomar un protagonismo inédito, con fallos insólitos que comenzaron a generar nerviosismo en jugadores e hinchas de ambas parcialidades.

Es que tanto la gente del rojo como del aurinegro, coincidieron en que no perjudicó ni benefició a uno en particular, sino a los dos por igual. Es que tuvo incontables errores.

Varios de los consultados por este medio, expresaron que «nunca ví una cosa igual».

El juez había expulsado dos jugadores por lado y, ante un cambio en Independiente, el árbitro expulsó a quien se estaba retirando, por entender que estaba demorando, recibiendo la agresión del mismo. En ese momento, Luque decidió dar por finalizado el encuentro.