Fútbol para algunos

133

Luego de 8 años, finalizó el programa estatal “Fútbol Para Todos” y las grandes mayorías, se vieron perjudicadas al no poder ver por televisión abierta el deporte más popular del país.

Desde hace décadas, y en sintonía con el ascenso neoliberal de los años ’80, el fútbol en nuestro país se ha convertido en un negocio millonario para dirigentes de clubes, políticos y barras, en connivencia con ambos.

Quienes quisieron ver el clásico Boca-River el pasado fin de semana tuvieron que optar por tres opciones: pagar el pack privado, engancharse precariamente por internet o atarse a lo que propongan los bares de las ciudades del país.

Ahora bien, la última de las opciones pareciera haber tenido cierto impacto en casi todas las ciudades, más que nada porque muchos de quienes fueron a dichos lugares comerciales ni siquiera pudieron ingresar y abonar un café, teniéndolo que ver desde la misma vereda. La imagen de los bares en Necochea  es parte de la privatización del entretenimiento futbolero.

Muchos apasionados del fútbol, decidieron no comprar ese plus para ver los partidos, habida cuenta que se adquiere dicho producto adicional, pero a su vez se debe tener el abono HD. Con lo cual se debe elevar también la calidad, pero sobre todo en estirar el bolsillo. Esta semana hubieron muchas consultas en los cables operadores para poner el pack del fútbol, pero así y todo muchísimos necochenses optaron por no contratarlo y rebuscárselas de mil maneras.

Los más tecnológicos optaron por rastrear el partido en las redes sociales y páginas de internet. Desde facebook los usuarios filmaban el televisor, aunque no era la mejor imagen, y se escuchaban los efusivos comentarios de los que estaban allí, a “caballo regalado no se le miran los dientes”. En twitter comenzaron los mensajes con direcciones web donde podrían pasar el “macht”. Después de tanta búsqueda y búsqueda, finalmente, lo pudieron ver los cybernéticos.

En el caso de Lobería, quienes tiene CableVisión tuvieron más suerte, pues aún pueden ver de manera gratuita el fútbol, ya que la empresa no está en condiciones de ofrecer el servicio en HD y se ve imposibilitado de cobrar el famoso pack. Vale decir que si bien puede verse sin abonar un extra, la imagen dista mucha de ser la ideal.

Quienes son abonados a DirecTV, ya tuvieron que adquirir el pack de fútbol para ver el clásico y el resto de los partidos.

Es verdad que evidentemente hay otras cuestiones mucho más graves y que con buen criterio son prioritarias para el gobierno, pero no es menos cierto que el fútbol es el deporte y entretenimiento más popular del país y actualmente, muchos se quedan sin poder verlo.

 

Carlos Laboranti. Director Ejecutivo

Foto: Hilario Vidal