Fuerte revés para uno e importante respaldo para otros

757

Si uno se remite puntualmente a lo que indica la ley Nº 26.571 aprobada en 2009, las elecciones PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), sirven para definir qué partidos están habilitados a presentarse a las elecciones Generales, que según la ley son aquellos que obtengan al menos el 1,5 por ciento de los votos válidamente emitidos en el distrito de que se trate para la respectiva categoría; y también para determinar los candidatos que formarán cada lista que representará a los mencionados partidos.
Pero sin lugar a dudas, las PASO significan mucho más que una “interna abierta” o un “filtro” de partidos, puesto que a partir de los resultados, los diferentes mandatarios pueden percibir claramente el humor del pueblo y la evaluación que el mismo realiza de sus gestiones.
Una muestra clara del valor que tiene esta elección, es lo que sucedió esta semana a nivel nacional, donde tras la derrota en las PASO, se desató una crisis interna en el gobierno de Alberto Fernández que generó importantes cambios en el gabinete.
Esto mismo aunque a otra escala, es lo que sucede en el orden local, donde los intendentes reciben una evaluación de la comunidad.
Puntualmente en lo que refiere a las ciudades a las que llega Sendero Regional, las cuatro tuvieron rotundos triunfos de Juntos, puntualmente del sector de la Unión Cívica Radical.
Claro está que en Lobería, San Cayetano y Balcarce, los intendentes Juan José Fioramonti, Miguel Gargaglione y Esteban Reino se sintieron ampliamente respaldados por la sociedad, ya que lograron amplios triunfos que les permiten mirar con sumo optimismo las elecciones Generales de noviembre.
En Lobería, Juntos presentó una lista única encabezada por el actual presidente del HCD, Mario Hardoy, y el hecho de haber sacado prácticamente el 50 por ciento de los votos positivos, le otorga cierta tranquilidad para el futuro, sabiendo que la principal fuerza opositora, el Frente de Todos, deberá trabajar fuerte para unir la tropa y no perder votos a manos de las dos fuerzas minoritarias que lograron llegar a las Generales (Frente de Izquierda y Vamos con Vos).
En San Cayetano, donde sólo participaron dos fuerzas, una vez más el radicalismo consiguió un triunfo tan amplio que prácticamente dejó todo definido para las elecciones más determinantes del año. La victoria de la lista oficialista, encabezada por Martín Hauri, fue contundente, consiguiendo más del 70 por ciento de los sufragios, contra apenas el 27 de la lista del Frente de Todos, que deberá “remar” mucho para acercarse en las Generales.
En Balcarce, se daba la particularidad que el oficialismo no había podido lograr la unidad. Más allá de eso, el apoyo a la lista radical del intendente, que llevaba a la cabeza a Miriam Salvo, fue muy importante, doblando en votos a quien ocupó el segundo lugar. Pero la ventaja es mucho mayor si se tienen en cuenta los frentes, donde Juntos sumó más del 60 por ciento de los sufragios.
Muy lejos quedó el Frente de Todos, con cerca del 23 por ciento, el Frente Vamos con Vos con algo más del 8 por ciento, Unión Celeste y Blanco con el 4,6 por ciento y el Frente Patriota con 1,53 por ciento, superando con lo justo el piso para participar de las Generales. El que se quedó afuera de las elecciones de noviembre fue el Frente de Izquierda, que no llegó al 1 por ciento.
En Necochea fue la única de las cuatro ciudades donde el oficialismo no quedó en primer lugar, imponiéndose Gonzalo Diez, en la interna de Juntos, frente que llevaba cuatro boletas y que fue el más votado, con un 40 por ciento.
A su vez, la lista encabezada por Andrea Cáceres, fue la que más votos sacó de manera individual, aunque el Frente de Todos quedó lejos de Juntos, con un 18 por ciento que igualmente le permitió mantenerse en el porcentaje obtenido en 2019 y quedar segundo, por delante del oficialismo.
Muy buena elección de la Agrupación Comunal Transformadora (ACT) con algo más de un 10 por ciento, siendo una de las revelaciones de la elección, mientras que “Vamos con Vos” (3,7 por ciento), Avanza Libertad (3,15 por ciento), Frente de Izquierda (2,67 por ciento) y Partido Federal (1,51 por ciento) lograron pasar el piso para participar de las Generales, quedándose afuera Republicano Federa, Todos por Buenos Aires, Vocación Social y el Partido Humanista .
Pero hay otros datos que no se pueden soslayar, y que tuvieron en común todos los distritos mencionados, más allá de ganadores o perdedores; por un lado, la baja participación, que rondó el 63 por ciento en Necochea, el 65 en Lobería y Balcarce y el 69 en San Cayetano; y por el otro, el voto de aquellos que no se sintieron representados por ninguna de las propuestas, así fue que la suma de los votos en blancos y los nulos, en Necochea alcanzó el 9 por ciento, en Balcarce el 13 y en Lobería y San Cayetano el 10.
La gran cantidad de gente que decidió no concurrir a votar y el importante número que decidió votar en blanco, debe generar una reflexión en la clase política acerca de en qué se está fallando para generar el desinterés en muchos y la sensación de no sentirse representados en otros.
Por lo pronto las PASO ya son historia, ya están definidas las listas y candidatos que participarán de las Generales, para las que aún restan dos meses, que parece poco tiempo pero en política se sabe que es una eternidad.
Algunos intendentes sienten que el pueblo les aprobó la gestión y les dijo que el camino por el que van es el correcto, mientras que otro sabe que deberá replantear varias cosas si pretende tener chances.
Carlos Laboranti – Director Ejecutivo.