Federal C: Sportivo consiguió un buen empate en Miramar

45

Recuperar la confianza era la premisa de Sportivo tras el debut con una inesperada goleada en contra, aunque el objetivo de empezar a sumar no era nada sencillo, puesto que tenía enfrente un rival de jerarquía.

Jugadores con vasta experiencia en torneos Federal A y B, como el goleador Ezequiel Petti o los mediocampistas Luengo, Giuntini y Corti, hacían prever un encuentro muy duro para los dirigidos por Olguín, que mostraron la mejor predisposición para sacrificarse en pos de revertir la pálida imagen dejada en el debut.

Y el objetivo fue largamente cumplido, ya que con un equipo plagado de jugadores nacidos en el club, el rojo fue superior en largos pasajes del encuentro y estuvo cerca de traerse la victoria.

El Estadio Municipal “Martín Barrera” tuvo un muy buen marco de público, tanto de hinchas del local como de sancayetanenses que viajaron para acompañar a Sportivo, que desde un principio, se hizo dueño de la pelota, merced a un gran despliegue de su mediocampo.

 

Baigorria logró la ventaja

Más allá de un par de situaciones del local, mediante Giuntini y Petti, fue el rojo el que golpeó mediante Nicolás Baigorria, quien capturó un rebote en el área y puso el 1 a 0. Todo había comenzado con un quite y avance de Thomas Thomassen.

Sportivo realizó un primer tiempo inteligente, en el cuál casi no sufrió en su área y de no haber sido por una mala tarea del árbitro Franco Campagnoli, pudo haberse ido al descanso con dos goles de ventaja. Es que Nelson Paz sufrió una clara falta en el área, pero el árbitro obvió el evidente penal.

En el complemento, el local salió con decisión a buscar el empate, y más allá del esfuerzo del visitante, Atlético Miramar se fue acercando al área del “Ruso” Aranguren, beneficiado en varias ocasiones por el juez del encuentro.

 

La ley del ex

El rojo sostuvo la igualdad hasta donde pudo, pero parece que este año los “ex” le vienen complicando la vida. El domingo anterior fueron Gonzalo Fuhr y Pablo Sosa, y esta vez fue alguien de la casa, como Emiliano Coppens, el que le marcó al rojo. Con un certero cabezazo que se metió en el Ángulo de Aranguren, estableció el 1 a 1 que sería definitivo.

Más allá del punto que sumó, es importante que el rojo vaya recuperando la confianza a medida que se va afianzando la idea de juego del nuevo entrenador, que apostó por muchos jugadores de la ciudad, como Aranguren, Echebarría, Thomassen, Amoroso, Roteño, Flores y Salerno.

La próxima fecha, tampoco será sencilla para Sportivo, que deberá viajar a Nicanor Otamendi para visitar al puntero de la zona, Juventud, que este Domingo goleó en Quequén por 3 a 0 a Ministerio.

La tabla está pareja, puesto que Juventud lidera con 4 unidades, seguido por Ministerio con 3, Atlético Miramar con 2 y Sportivo con 1.