Escuela Nº 6: Recuperaron la canchita de los Baby y con ella, parte de la historia

97

Los Babys de la Escuela Nº 6 marcaron toda una época en nuestra ciudad. Durante muchísimos años, las noches de verano tenían en los alrededores de la institución educativa, el inconfundible aroma a choripan y el sonido de las bocinas, que anunciaban que se jugaban los partidos.

Cada noche, una multitud colmaba las instalaciones de la Escuela Nº 6 para acompañar a los cientos de niños que pasaron por la histórica canchita.

En ese lugar, convirtió sus primeros goles Alejandro Esteban Barberón, que años más tarde se consagraría vistiendo la camiseta de Independiente de Avellaneda y Boca Juniors.

Pero por diferentes cuestiones, un día los Babys dejaron de realizarse y la cancha quedó en el olvido.

Tras muchos años, los propios alumnos de la Escuela comenzaron a preguntarle a las docentes qué había en ese lugar de la escuela que estaba un tanto descuidado.

Y fue allí que surgió el proyecto “Había una vez un Baby”, que fue elaborado por las docentes Carla Andina y Lucrecia Folgueral, acompañadas por otros profesores y maestras.

En principio, alumnos y docentes realizaron un trabajo de investigación, buscando información y fotografías que den testimonio de aquellos torneos. Tras algunas entrevistas en medios de comunicación local y tras armar una página de Facebook, comenzaron a llegarles cientos de fotos de ex jugadores y técnicos, que atesoraban las mismas como reliquias de esa hermosa época.

Todos contaban inolvidables historias de los Babys, que se vivían como un verdadero Mundial.

Charla llena de anécdotas

Fue así que nació la idea de armar una charla, en la que participaron Carlos Merlo (ex árbitro y DT de Mataderos); Domingo “Madera” González (ex árbitro); Saúl Marcos (ex DT de Nacional); Jacinto Asén (integrante de la comisión de ex alumnos que realizó la cancha y organizó los Babys); el “Gallo” Suárez (ex DT de Yeseros Unidos); y Mario Mauad (ex jugador de Yeseros y Jorge Newbery). Los protagonistas contaron anécdotas, explicaron cómo se vivían aquellos partidos y también respondieron preguntas de los alumnos, que por casi dos horas escucharon atentamente. Además, se escucharon audios que enviaron Alejandro Barberón y Germán Sosa, con recuerdos de los Babys.

La cancha se volvió a llenar

No conformes con ello, buscaron realizar un gran cierre al proyecto, con la realización de un gran encuentro, con la participación de cuatro equipos conformados por ex jugadores de aquellos Babys.

Para ello, docentes, alumnos y padres trabajaron incansablemente para recuperar la cancha, cortando el pasto, arreglando los arcos y pintando todas las instalaciones.

El día del mini torneo, la cancha fue una fiesta, con muchísimo público que se acercó a revivir los Babys. La emoción de la gente mayor, fue la de todos los presentes, cuando “Madera” González hizo sonar el silbato y la pelota volvió a rodar en la Escuela Nº 6.

El destino quiso que unos pocos días después, el tornado derribara el paredón del campo de deportes, pero el objetivo estaba cumplido, la canchita había recobrado la vida y el barrio había recuperado ese olor a choripán y el sonido de los parlantes.