El emblemático e histórico Club Atlético San Manuel

354

El agosto de 1929 un grupo de jóvenes apasionados por el fútbol decidió fundar un club para intervenir en torneos zonales y representar al pequeño pueblo en formación, San Manuel.

El primer presidente fue unos de sus fundadores,  Antonio Ialea. La sede se construyó al lado del actual campo de juego y años más tarde se decidió mudar la sede  al centro del pueblo donde aún se encuentra. El edificio en sus orígenes era de chapa y piso de madera. En el año 1956  un voraz incendio destruyó totalmente el club y luego con el esfuerzo de los dirigentes se reconstruyó con paredes de ladrillos y piso de cemento, finalizando la obra en febrero de 1958.

Actualmente el presidente es Christian Rodríguez, un apasionado del club y sobre todo del futbol. Hace 4 años forma parte de la dirigencia con perspectivas a futuro de crecimiento y nuevos desafíos. Christian cuenta que “llegamos al club un poco de casualidad porque la comisión anterior se quería ir  y no había nadie que quisiera tomar la dirigencia. Así fue como junto a otros compañeros decidimos presentarnos con la intención de que el club siga vigente y continúe creciendo”.

El club cuenta con diferentes servicios, entre los más importantes se encuentran: la cantina, el pub, el boliche, la canche de padle y la de bochas. También cuenta con talleres de arte, de teatro, de costura y clases de folclore. Pero sin lugar a dudas el espacio que más convoca a la gente del pueblo es el futbol. “El primer año de nuestra dirigencia estuvimos sin futbol porque nos dedicamos a ordenar el club. Nos pusimos a trabajar de lleno en la parte social, sobre todo a atraer más gente al club. Pasado ese primer año, comenzamos a funcionar con primera y reserva y luego sumamos a infantiles. Tuvimos la suerte de salir primeros en primera división en la liga de Balcarce. Este año apuntamos a que crezcan más las inferiores”, señaló Christian.

Con respecto a las perspectivas del año 2017, el actual presidente junto a otros compañeros de la comisión abrirán el espacio para que nuevas personas puedan tomar la dirigencia del club. “La idea es acompañar a la nueva dirección desde afuera y seguir con el fútbol porque hay muchos chicos del pueblo que participan en este deporte. Este año contaremos con más de 80 chicos en actividad”, dijo Christian.

El club se encuentra en crecimiento gracias a la participación y el aporte de los socios. En este sentido un nuevo proyecto está en marcha: un nuevo predio con iluminación. “El plan para el 2017 es contar con una nueva cancha de entrenamiento de fútbol porque la mayoría de los chicos llegan al club a partir de las 17hs y se hace muy difícil que todos puedan entrenar juntos si no contamos con un nuevo espacio. Tenemos la suerte de contar con el apoyo de Jorge Mauad, el actual delegado que ha hecho mucho por el club. Para llevar a cabo este proyecto contemos con el aporte de la Municipalidad de Lobería, la cooperativa eléctrica y la contribución de todos los socios”, explicó el actual dirigente.