El campeón es de San Cayetano

362

Los últimos dos campeones, los clásicos rivales, Sportivo en Independiente, Independiente y Sportivo, estarán frente a frente para definir el nuevo campeón de la Liga Necochea.

Dos semanas apasionantes, inolvidables para todos los sancayetanenses.

Sportivo lo definió en el primer tiempo

Sportivo San Cayetano hizo valer la localía, superó a Jorge Newbery por 2 a 0 y se transformó nuevamente en finalista de la Liga Necochea.
El equipo del “Mono” Bruno había hecho parte del trabajo el fin de semana anterior, consiguiendo un trabajado empate que le permitía llegar con ventaja al partido revancha.
Más allá del buen arranque del equipo visitante, que tuvo dos situaciones claras en el arranque del partido, a través de Iván Gutiérrez y Leandro Parra, el rojo logró golpear en su primer avance a fondo. Diego Ramírez metió un preciso centro para Nicolás Baigorria, quien desvió la pelota para poner el 1 a 0 que le dio mayor tranquilidad aún a Sportivo.
El aurinegro necesitaba dos goles para dar vuelta la serie y los fue a buscar con ímpetu, salvando Peña con lo justo en la más clara, pero el local volvería a ser efectivo a través de “Piri” Roteño, quien definió sólo tras una gran jugada y asistencia de Baigorria.
Allí sí se definió la serie, puesto que Jorge Newbery fue a buscar dejando grandes espacios, que Ramírez, Trejo y Baigorria supieron manejar con inteligencia, generando situaciones que pudieron haber trasnformado el 2 a 0 en goleada.
Pero la buena tarea de Matías Irigoyen en el arco aurinegro y la falta de puntería de los atacantes locales, impidieron que se ampliara el marcador.
Baigorria, Coppens, Godoy y Batista, tuvieron las opciones más claras, pero se encontraron con Irigoyen, que se lució una y otra vez.
Más allá de ello, Jorge Newbery nunca bajó los brazos, ni siquiera cuando se quedó con un hombre menos por la expulsión de Rivaldo, y también tuvo sus llegadas, aunque su suerte ya estaba echada.
Con el pitazo final, llegó el festejo alocado de los jugadores de Sportivo, que formaron una ronda y saltaron de frente a sus hinchas.
Por tercera vez en cuatro años, el rojo es finalista, aunque esta vez tendrá un gusto especial, puesto que enfrente tendrá nada menos que a su clásico rival, Independiente.
Por su parte, Jorge Newbery se fue con la tristeza de no haber conseguido el pase a la final, pero con la satisfacción de haber hecho una gran campaña y de recibir el reconocimiento de sus hinchas.

 

Independiente lo pasó por encima

Ganó su zona de punta a punta, fue el mejor equipo de toda la fase regular sin lugar a dudas, y ahora, se clasificó finalista de manera contundente, tras golear por 4 a 0 a Rivadavia.
Independiente de San Cayetano, ya había hecho gran parte de la faena en el partido en Necochea, donde derrotó a Rivadavia por 2 a 1, resultado que obligaba al “Decano” a ganar por dos goles en San Cayetano.
Pero el “Chimango”, no le permitió a Rivadavia siquiera ilusionarse con un posible triunfo, pues literalmente lo pasó por encima.
Mirco Oliver había evitado una goleada en el partido de ida, aunque esta vez el local no perdonó.
Con un David Moreno imparable, Independiente fue un vendaval incontenible para el equipo de Necochea.
Brian Cortadi abrió el marcador cuando apenas se jugaban 10 minutos de la primera parte, lo que liquidaba tempranamente la serie.
Pero Independiente estavo lejos de relajarse y fue por más, poniendo el 2 a 0 Matías Jalil apenas pasados los 20.
Ya todo estaba definido, aunque restaba la aparición goleadora de David Moreno, que marcó un doblete para sellar el 4 a 0.
Ahora Independiente va por el bicampeonato, aunque la final tendrá un condimento extra, ya que el rival será nada menos que el rival de toda la vida, Sportivo.
Sin dudas serán dos partidos vibrantes, que tendrán paralizada a la ciudad.
Los dos últimos campeones, los clásicos rivales, frente a frente para definir el campeón.
Una final inolvidable.