Disminuyen los robos a mano armada en Necochea

97

La celeridad y el trabajo a través de un grupo de instructores en los casos de delitos complejos, han resultados decisivas para que la Fiscalía General de Necochea lograra resultados positivos en lo que respecta a los robos a mano armada en los últimos años.

La Fiscal General de Necochea,  Analía Duarte,  hizo un balance satisfactorio sobre el desempeño de los instructores y consideró que la conformación de este equipo resulta imprescindible, debido a que anteriormente los casos de robo a mano armada se instruían en fiscalías de turno y no en una específica para estos casos. “Por medio de este equipo especializado se logra focalizar en una determinada actividad ilícita y se alcanza esa eficiencia necesaria para poder investigar los robos a mano armada y prevenir nuevos hechos”, explica Duarte.

Los instructores cuentan con una oficina técnica especial que trabaja en conjunto con ellos. Además se han implantado diferentes herramientas técnicas que son propias de la fiscalía. Las mismas son más modernas, tanto en lo que respecta a lo informático como a lo telefónico. “Anteriormente se recurría a la policía para acceder a esta información. Ahora, gracias a la adquisición de estas herramientas, los instructores pueden actuar de manera más rápida y eficiente”, expone la fiscal Duarte.

Según las estadísticas obtenidas del sistema de la Corte Suprema de Justicia, los delitos de robos con armas han disminuido en los últimos seis meses en el 2017. La actual Fiscal General explica que “este tipo de delitos en general son denunciados por la complejidad de los mismos. Según el último informe, de enero a junio, han disminuido las denuncias en los últimos dos años.  El año 2016 se registraron  68 y en el 2017 las denuncias fueron  43”.

Además agregó que “la estructuración que ha hecho la fiscalía, sirvió para que las denuncias no queden en diferentes UFI. Gracias a la incorporación de las herramientas técnicas, podemos trabajar con más eficacia. En lo que va del año hay veinte detenidos y automáticamente bajan las estadísticas porque esas personas son las que más delitos realizan. Los que no quedan detenidos, es porque no tienen antecedentes pero si se les aplica una pulsera para realizarles un monitoreo electrónico. Ese sistema funciona muy bien porque luego los detenidos con monitoreo no vuelven a aparecer en las denuncias. Incluso hay un control muy bien hecho por parte de la policía en el caso de que salgan del lugar de circulación permitido”, concluye Duarte.