Darío Aranguren: «Le apoyé la mano en el pecho, sin violencia y se lanzó hacia atrás. Una persona coherente no hace eso»

1329
Foto: Elio Rodríguez
Con más de 20 años de trayectoria, el «Ruso» Aranguren es alguien sumamente respetado en el ambiente de la Liga Necochea de Fútbol, y es por eso que sorprendía a propios y extraños la noticia que llegaba desde San Cayetano, de que había agredido al juez de línea Horacio Víctor Luque, durante el clásico de la ciudad.
Capitán y referente de Sportivo, quedó en el centro de la escena, envuelto en una polémica  de la que nunca quiso ser parte. Hace instantes, el arquero se prestó amablemente al diálogo con Sendero Regional, relatando lo sucedido.
-Transcurridas algunas horas del partido, ¿cómo estás viviendo esta situación que te toca vivir?
«Mal, en lo personal, que te ensucien así no es lindo. En 20 años, jamás tuve un episodio así. He visto peores situaciones en una cancha y continuó el partido. No comparto la violencia, sí el reclamo con respeto. Gracias a Dios muchos saben quién soy. A este tipo no lo conozco».
-¿Qué nos podes contar del hecho en sí, ¿cómo fue la situación?
«El árbitro sanciona claro penal a favor nuestro, y luego de que el plantel de Independiente protesta, 30 segundos más tarde, levanta la bandera el línea, por lo cual voy a pedirle explicación. Le digo que pare, apoyando la mano en el pecho, y se lanza hacia atrás. No podía entender qué le pasaba. ¡Algo raro había!. Una persona coherente no hace eso».
-¿Consideras que el juez de línea simuló la caída o crees que puede haber caído por el toque tuyo?
«No creo que por apoyarle la mano en el pecho, sin violencia, salte y se tire de semejante manera. Y no lo digo yo sólo, los que vieron dicen lo mismo. El sabrá lo que hizo y por qué lo hizo».
-Algunas versiones indican que un compañero tuyo, Fernando Abadíe, golpeó al juez cuando estaba caído. ¿Vos viste que alguien lo haya agredido?
«Lo único que veo es que le quiere dar la mano y le dice ‘levantate’ y ahí, él empieza a arrojar golpes con el banderín para todos lados y pateando, sacado en el piso. Yo estaba más lejos».
-Cuando el línea se puso de pie, ¿viste que tuviera alguna dificultad para moverse?
«Ninguna, caminaba normal».
Foto: Gabriel Piacquadío
-¿Te sorprendió la decisión de Amuchástegui de suspender el encuentro?
«¡Sí! Conociéndolo, sí. Salvo que el línea le haya dicho que no podía continuar. Lo raro es que si lo ve que no tiene nada, no le diga si estás en condiciones para seguir y el partido se hubiese seguido jugando, con las tarjetas necesarias para cada involucrado, si realmente creyó en el asistente».
-Como capitán, ¿pudiste hablar con el juez principal? ¿Qué te dijo? ¿Te explicó por qué suspendía el encuentro?
«Me dijo que el asistente no podía continuar, que psicológicamente no estaba bien. Creo que le quedó grande el clásico al línea. Yo también me preparo psicológicamente para jugar los partidos».
-¿Por qué crees que el línea te acusa de haberlo agredido? Por lo que decis ni siquiera lo conocías…
«No entiendo la mentira ni la postura que tomó. Creo que actuó sin conocerme y sin tener claro que un capitán puede protestar, sin insultar ni agredir. No lo entiendo ni pienso entenderlo, porque pasé un momento feo, yo y mi familia».
¿Vas a ir a declarar al Tribunal?
«Lo voy hacer presentando todo, no sólo en lo personal, si no que hubo mucha gente que hizo un esfuerzo grande para este partido. Tanto Independiente como Sportivo han crecido mucho en lo institucional y que venga una persona no capacitada para dirigir, es una vergüenza. Lo mío va a pasar, pero la gente de ambas hinchadas no se merecían esto».
-¿Sabes si hay algún video que respalde lo que vos nos estás contando?
«Tengo pruebas suficientes y gente que vio lo que pasó, sin ser amigos, y me respaldaron todas las horas feas que me tocaron vivir. Pero principalmente tengo la conciencia tranquila que no hice lo que esta persona dijo, y el apoyo de mí familia, que es lo importante, saber de dónde viene uno».
-Tenemos entendido que los médicos no constataron ninguna lesión del juez de línea. ¿Sabes si esto es así? ¿Eso incidió para que no te iniciaran ninguna causa por la Ley del Deporte?
«Tengo entendido lo mismo y lo presentaremos como pruebas. Esa es la parte más fea que me tocó, pero por suerte las pruebas de él no son creíbles, ya que no presenta lesiones, entonces cambió la carátula. Todo esto gracias a los ex dirigentes, dirigentes, amigos, compañeros y familia, que se movieron rápido y me apoyaron en todo momento, sacando el hincha de lado, sabiendo lo que había pasado, que era una injusticia total».
-¿Toda esta situación te genera ganas de dar un paso al costado o por el contrario te dan más ganas de seguir adelante?
«El fútbol me hace sentir cosas importantes, me formó y educó con el correr de los años. Voy a demostrar que no pasó lo que dice esta persona. Yo tengo un proyecto con Sportivo hasta fin de año que di mí palabra y hay un grupo de excelentes de jugadores. Mis hijos que juegan al fútbol y mí mujer, que se hizo hincha de este club, más toda la gente que me apoyó, más fuerzas me dan. Tengo que dar el ejemplo y seguir. De hecho, me estoy yendo ya a Balcarce, con unos ex compañeros, a formarnos como DT».
Fotos: Elio Rodríguez y Gabriel Piacquadío