Continúa el conflicto por la falta de combis escolares en La Dulce

53

Días pasados, en este mismo medio, las directoras de las instituciones educativas de nuestra localidad, manifestaban su preocupación por la situación de las combis que transportan a alrededor de 80 alumnos de las zonas rurales.

Para conocer el origen del problema y la situación actual, dialogamos con el Presidente de la Asociación Cooperadora de la Escuela Nº 5, Antonio Ciancaglini, propietaria de las combis.

-En agosto nos rescindieron el contrato. En ese momento ya teníamos deuda desde mayo. Cuando nos rescinden el contrato  nos dijeron que no nos podían pagar más por ser una cooperadora escolar. Que las cooperadoras no le pueden facturar a la Dirección General de Escuelas, algo que a lo largo de los veinte años que hace que la cooperadora tiene las combis se ha hecho.

¿Qué hicieron en ese momento?
-Nosotros, conociendo esa situación, seguimos brindando el servicio hasta diciembre, solventando los gastos con fondos de la Asociación Cooperadora. Después viajamos a La Plata junto a la Cooperadora de la Escuela de Claraz, que tiene un problema similar. Nos reunimos con el Sr. Di Mario, quien nos recomendó hacer una cooperativa. Cuando llegamos, nos enviaron a dos personas para que nos orienten y asesoren como formar una cooperativa. Nos reunimos en la escuela y ahí, quienes nos asesoraban llegaron a la conclusión que una cooperativa no era viable. Que lo mejor era tercerizarlas. Entonces comenzamos con los trámites para tercerizarlas. Lo hicimos y ahora nos dicen que al ser las combis bienes de una cooperadora no se pueden presentar a licitación.

Da la sensación que todas las propuestas que les van dando para llegar a una solución, después ellos mismos las deshacen.
-Exactamente, ellos mismos. En enero fui al Concejo, me reuní con De la Calle y con el presidente del Concejo, yo les expliqué lo que estábamos haciendo y que estábamos apurados para que el tema esté solucionado en febrero, cuando los chicos empiezan a rendir los recuperatorios. En ese momento no nos dijeron nada que no podíamos ir a licitación, eso nos lo dijeron recién ahora.

-¿Qué otra propuesta han tenido?
-Una de las propuestas que nos hicieron fue que nos pagarían solo el combustible. Pero eso no lo podemos aceptar. Todos conocemos los caminos por donde andan las combis y las roturas son frecuentes. Es un gasto muy difícil de afrontar para una cooperadora: gomas, bolilleros, amortiguadores, además de los gastos de patentes, seguros, son muchas cosas que se desgastan o se rompen con estos caminos. Otra fue que las combis las pasáramos a nombre de Dirección General de Escuelas. Eso lo tratamos en una reunión de cooperadora y decidimos que no. Es un bien que pertenece a la cooperadora  y pasarlos a la DGE no nos da ninguna garantía. Así como un buen día nos dijeron que no podemos facturar, el día de mañana nos pueden decir que las combis las precisan para otro lugar.

Lo que quiero dejar en claro, es que nos hemos reunido con muy buena voluntad de arreglar la situación, y que no es ni culpa mía ni de la asociación cooperadora la situación en la que nos encontramos. En el Concejo dijeron que hemos cortado el diálogo y no es así. Estamos abiertos al diálogo. Hemos tenido reuniones y si nos convocan seguiremos yendo. De Castelli nos citó junto a la Inspectora y no asistieron a la reunión, si es por la educación de los chicos, pienso que debería haber estado presentes.

-En este momento, ¿qué pasa con los chicos? ¿Pueden venir a clases?
-Tengo entendido que algunos vienen, otros no han podido. Lo mas complicado es el secundario, ya que la mayoría pertenece a ese nivel y la mayoría son hijos de empleados rurales que, o no tienen los medios o no disponen del tiempo para traerlos.

Insisto con la buena voluntad que hemos tenido para que esto se solucione, desde el año pasado que no se ha cobrado nada y aún sabiendo que no íbamos a cobrar seguimos hasta diciembre, pero arrancar en las mismas condiciones, fue imposible.

Desde mayo hasta diciembre no nos pagaron, nos dieron $111.000 para combustible, cuando habíamos gastado $220.000. Todos sabemos que el combustible hay que pagarlo. Nos fían pero unos días,

-En este punto hay que rescatar y valorar el esfuerzo y el trabajo de la asociación cooperadora para compensar esta falta de dinero.
-Exactamente, hemos hecho muchos eventos para juntar dinero para que las combis funcionen. Por eso también empezamos en diciembre a tratar de encontrar una solución pero hasta ahora no se ha conseguido nada.

Esperemos que en esta semana llegue la solución, porque hay otra realidad, cuando llega el invierno y llueve, se ponen feos los caminos y hay lugares donde no se puede llegar. Es una pena que los chicos no estén viniendo ahora, sabiendo que más adelante es imposible que lo hagan. En este momento hay tres combis guardadas adentro de un galpón, los chicos sin poder venir a clases y la solución que no llega.