Axel Kiciloff en Necochea: Se eliminan las restricciones de horarios

14

Cerca del mediodía de este martes, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof arribó a la ciudad de Necochea para encabezar las tradicionales reuniones semanales en las que se analiza la situación epidemiológica junto a los mandatarios de los distintos distritos turísticos, a través de un acto que tuvo desarrollo en la Secretaría de Turismo municipal y en el que el intendente Arturo Rojas ofició como anfitrión.

Tras el cónclave, en el que estuvo acompañado por el jefe de gabinete, Carlos Bianco; y los ministros de Salud, Daniel Gollán; Seguridad, Sergio Berni; y Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Augusto Costa; Kicillof ofreció una conferencia de prensa en las instalaciones de un balneario local, donde la jornada finalizó con un almuerzo de camaradería.

Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo del Jefe comunal, quien resaltó el trabajo conjunto entre Nación, Provincia y Municipio para fortalecer el sistema sanitario. “Ya hemos puesto 1200 primeras dosis y llevamos más de 950 de la segunda a todo el personal de salud público y privado”, destacó sobre el avance de la campaña de vacunación.

Además, reconoció que a pesar de haber transitado la campaña electoral en “veredas opuestas”, el Gobernador “no tuvo ningún tipo de distinción a la hora de atendernos, de bajar programas o de recibirnos en su despacho para trazar trabajo en conjunto”, y por eso los vecinos de Necochea y Quequén hoy pueden ver obras en concreto.

Por su parte, Kicillof comenzó su discurso hablando de la presente temporada estival, recordando que se extenderá hasta Semana Santa y revelando que ya ha alcanzado la cifra de 5 millones de turistas, según la aplicación Cuidar Verano, contra los 8 del año pasado, cuando se la calificó de récord. “Obviamente que no ha sido un verano normal ni fácil, pero este resultado supera con mucho las expectativas los pronósticos y las ganas de algunos que vaticinaban una pésima temporada”, sentenció.

Destacando que desde el punto de vista epidemiológico los datos son muy buenos, el mandatario provincial quiso resaltar que, luego de picos de 4500 casos en enero y una subida pronunciada, “hace seis semanas consecutivas vienen decreciendo y están en 2300, una baja muy significativa que nos permite tomar algunas medidas”, anunciando que, desde el fin de semana, no habrá más limitaciones horarias para los rubros nocturnos, “excepto cuando algún municipio las tenga”.

No sin antes agradecer al intendente Arturo Rojas por la invitación, el Gobernador hizo un análisis de la campaña de vacunación que se viene llevando a cabo a lo largo del territorio bonaerense: “Como el responsable a cargo del plan más importante del país y de la historia, es mi responsabilidad intentar vacunar a la mayor cantidad de personas de una población que alcanza el 40% de la Argentina, una tarea de una dimensión inmensa y de una magnitud sin ningún precedente”.

Al respecto señaló que, cuando muchos creían que el sistema sanitario de la Provincia iba a “explotar”, se trabajó articuladamente con los 135 intendentes y con el Gobierno nacional para evitar el desborde, algo que se logró con creces.

Y algo ofuscado por las críticas recibidas en los últimos días, afirmó que “existió una campaña antivacuna sistemática, progresiva y contundente”, que lamentablemente tuvo algo de éxito, según su pensamiento, pero que hoy se ha revertido, en especial entre los trabajadores de la salud: “Hoy tenemos aplicadas ya 360 mil vacunas, en esos centros que tanto han criticado, y venimos a un ritmo de casi 30 mil por día”.

Afirmando que, por diferentes motivos, “en nuestra provincia no está el número exacto de las personas que trabajan en salud”, al Gobernador aseveró “hay que vacunar a todos, y eso tiene una lógica epidemiológica: La idea es que el virus no entre al hospital porque están todos vacunados”, sin importar la función que desempeñen dentro de la institución.

“Olvídense que vamos a dejar de vacunar. Esa es la libertad que estamos buscando y nuestra prioridad. Mientras tanto controlaremos todo lo posible y sancionaremos los incumplimientos, seremos inflexibles en esto”, añadió el mandatario, para arrojar luego algunos datos sobre la campaña con trabajadores públicos y privados relacionados a la salud: “Creo que estamos muy cerca de vacunar a todos, y eso es un logro, contra los antivacunas y todo ese trabajo que hicieron mal”. Por eso, “desde hace semanas que estamos hablando en la Argentina más de vacunados que de infectados. Ahora esos son los positivos: los que ya logramos proteger y defender del coronavirus”.

Para cerrar su discurso, Axel Kicillof pronunció: “Nadie tiene derecho de contagiar a los demás. Nadie tiene derecho a ignorar los cuidados que socialmente hemos establecido. Y nade tiene derecho a boicotear esta campaña de vacunación”.