Asociación de Fomento: Realizaron una cena y presentaron balance

26

La Asociación de Fomento “Pueblo de Nicanor Olivera La Dulce”, encargados de la organización de la II Edición de la Fiesta de la Espuela y El Rebenque, realizaron por segundo año consecutivo una cena para agradecer a todos los colaboradores de la fiesta y además, presentar la contabilidad de la misma.

El presidente, Leonardo Prado, contó a los presentes lo arduo y difícil que es realizar una fiesta de esta magnitud, pero que cada año, logran cumplir con sus metas gracias al aporte incondicional de todos. Muestra de ello, fue la cena para quienes, de una u otra manera, colaboran; ya que el año pasado fueron alrededor de 90 personas y este año 230.

“Esto significa que no debemos estar haciendo tan mal las cosas, porque la gente se sigue sumando” enfatizó Prado.

También, el tesorero Rubén Ruiz de Azua, lo afirmó con la presentación de la contabilidad, registrándose un total de ingresos de 254.808 pesos, y gastos por 181.742 pesos, quedando un saldo favorable de 73.066 pesos. Vale destacar que de esa cifra final, el 25 por ciento (18.266,50 pesos) fue para la unidad sanitaria.

Luego, la secretaria Paula Wilgenhoff, dio a conocer como fueron trabajando en la organización de esta segunda edición, las colaboraciones recibidas, las gestiones realizadas, eventos y actividades sociales llevadas a cabo durante el año. “La llegada del final del año y las Fiestas nos invita cada año a reflexionar, hacer balances, identificar aciertos y errores, y afirmarnos en nuestros logros para enfrentar nuevos desafíos”, agregando que “el pasado 31 de mayo dimos cierre al ejercicio Nº 77, desde esa fecha hasta hoy seguimos trabajando y comprometiéndonos, pensando siempre en el beneficio de nuestro pueblo”.

La sede

Wilgenhoff indicó que “la gran mayoría de ustedes conoce dónde se encuentra ubicada nuestra sede y que es una propiedad que recibimos en donación por parte de la familia Thomas hace unos años. Durante estos meses, hemos seguido realizando mejoras, como el lavado, arreglo de revoques y pintura de todo el frente. También se pintó la galería interior.

Cabe mencionar que las instituciones que tienen un sector de la propiedad en uso, el Grupo de Defensa del Medio Ambiente y el Grupo Sembradores de Esperanza, también han realizado trabajos de mantenimiento”.

La secretaria prosiguió: “Si hablamos de los trabajos que tenemos proyectados realizar en nuestra sede, entre ellos se encuentra el cambio casi total de chapas y cumbreras, debemos destacar que gran parte de los materiales que utilizaremos fueron donados por el consorcio de Puerto Quequén. También se le pidió al arquitecto Agustín Betz, que realice un proyecto para la ampliación o remodelación de una parte de la sede que funcionara como salón de usos múltiples”.

En otro tramo de su alocución, contó que “directamente relacionado con el espacio físico de la sede, es que nos encontramos a la espera de la aprobación para que la oficina del registro civil se mude y funcione en este lugar. Este es un tema de suma importancia para nosotros, ya que consideramos que libros que contienen la historia de los habitantes de nuestro pueblo deben encontrarse a resguardo”.

Establecimiento “Franco y Luna”

La institución informó que “en el mes de julio, recibimos el pago del arrendamiento y se hizo efectiva la entrega del dinero correspondiente a las instituciones locales, las cuales accedieron a colaborar con un monto para realizar mantenimiento en el predio. Las instituciones que todos los años se ven beneficiadas son la Unidad Sanitaria, Jardín Nº 904, Escuela Nº 42, Escuela Nº 5, Escuela Secundaria Nº 18 y el CEF Nº17.

Los señores Raúl y José Marcos, son quienes lo siguen arrendando”.

Colaboraciones y gestiones

Los directivos de la Asociación de Fomento, informaron que “seguimos trabajando sin pausa, para lograr el certificado de vigencia de la personería jurídica con la gran colaboración y asesoramiento de la doctora Mabel Bruno, quien se está ocupando personalmente de todas las diligencias ante la oficina correspondiente.

Durante varios meses colaboramos activamente, con asesoramiento de distintas personas del pueblo y de la localidad de Juna N. Fernández, para que nuestra Unidad Sanitaria lograra conformar nuevamente su cooperadora, con mucha satisfacción podemos decir que se logró el objetivo.

En el mes de agosto, una familia muy querida de nuestra localidad, quienes viven en un establecimiento rural, sufrieron un grave incendio que los dejó sin casi nada. Esta asociación, con Carina Marcos a la cabeza, quien se puso la gran tarea al hombro, colaboró, junto al grupo de Sembradores de Esperanza, Escuela Nº 5, Julieta Jensen, Angel Herrera y otras instituciones y personas particulares, recibiendo, organizando, clasificando y entregando en mano a esta familia las donaciones recibidas.

También durante el mes de agosto, Fomento, Sembradores de Esperanza y Fundación La Dulce, recibieron donaciones de alimentos no perecederos, frutas y verduras frescas, que fueron entregadas a una familia de nuestra localidad que necesitaba ayuda.

Recibimos en comodato, hasta el día 15 de dDiciembre, por parte del señor Fabián Ducca los galpones de su propiedad ubicados a la entrada del pueblo, gracias a esto, en el mes de julio realizamos un baile familiar con el grupo Los Etchemendy”.

Campaña de socios

Siguiendo con el balance del ejercicio, la institución explicó que “en poco tiempo más vamos a comenzar con una campaña de socios. Es algo que hace muchos años esta institución no realiza, pero que nos parece fundamental para que la misma siga creciendo.

A la hora de los eventos y actividades sociales, la directiva enumeró: “El día 26 de agosto realizamos en la sede una feria de platos organizada por Medio Ambiente, una venta de pollos asados y se hizo el sorteo del bono contribución.

En cuanto a la Fiesta Tradicionalista de la Espuela y el Rebenque, arrancamos el año convencidos en realizar nuevamente esta fiesta y ya teníamos la fecha elegida, pero a principios del mes de junio, se designaron las fechas para las jineteadas en la región y “nuestra fecha”, por así decirlo, se ocupó por otra institución, quedandoa libre el fin de semana del 25 y 26 de noviembre. Si decidíamos hacerla ese fin de semana, compartiríamos fecha con otras tresfiestas en la zona, entonces, después de muchas charlas,  de poner sobre la balanza los pro y los contra y en gran parte, gracias al entusiasmo y positivismo de Ezequiel Guzmán, que nos contagió a todos en una reunión que terminó muy tarde, decidimos hacerle frente y llevar a cabo la Segunda Edición de esta Fiesta Popular.

Fueron meses de mucho trabajo, desde el comienzo con las reuniones, llamadas por teléfono y mensajes con nuestro delegado Juan Ángel Garré, quien nos dio una mano muy importante, gestionando nuestros pedidos y consiguiendo la colaboración de la Municipalidad. Reuniones con la gente de La Encimera, otro de los organizadores, llamadas por teléfono, infinitas notas y gestiones, pedir colaboración y donaciones a muchas personas e instituciones que están hoy presentes aquí, a quienes queremos agradecerles infinitamente; sin la ayuda que recibimos de cada uno de ustedes, esta fiesta no habría sido lo que fue.

Estamos orgullosos y muy felices de lo que logramos. Creemos que realmente fue un éxito, habrá detalles a tener en cuenta y cosas que modificar, pero cumplimos con nuestro compromiso de que La Dulce tenga su Fiesta, la Segunda Edición pasó y vamos por una tercera.

La secretaria indicó que “creo que no hay nada más para agregar, solo volver a resaltar el inmenso agradecimiento que cada integrante de esta institución siente por todos ustedes, por confiar en nosotros, por brindarnos su apoyo y colaboración cada vez que lo solicitamos y decirles que las puertas de esta Asociación están abiertas para todos y a disposición para lo que necesiten y podamos ser útiles” culminó Wilgenhoff .