Conflicto por el pan: “La ordenanza no debe beneficiar a ningún sector, sino a la comunidad”

188

La implementación de la ordenanza Municipal 8996/16 que prohíbe la venta de pan en mercados, despensas y kioscos en Necochea generó la reacción de almaceneros que vieron afectados sus negocios. La Comisión de Trabajo, Promoción Económica y Desarrollo Social, recibió en el día de hoy, en primera instancia a los a comerciantes y almaceneros que solicitan la derogación de la ordenanza, y en segunda instancia a los panaderos, quienes están a favor de la misma.  La ordenanza prohíbe la venta de pan en mercados y almacenes, fundamentando la misma en un artículo de la Ley Provincial N° 13.006 que regula para toda la provincia la comercialización de productos de panadería.

Santiago Martel, representaste de los comercios, explicó que “es importante que los concejales trabajen en los vicios de la ordenanza, ya que la misma establece que no se puede vender pan ni cualquier producto derivado de la harina en los mercados. Nos parece trascendental que nos reunamos todas las partes, es decir, comerciantes, panaderos y los miembros de concejo para debatir nuevamente la ordenanza. La ordenanza no debe beneficiar a ningún sector, sino a la comunidad».

Con respecto a las normas de seguridad de consumo, Martel agregó que “nos parece bien que se respeten las normas de seguridad de consumo y que cada producto tenga su correspondiente etiqueta con la información necesaria para que no hay venta de panes de panaderías clandestinas”.

Del otro lado del conflicto se encuentran los panaderos quienes están a favor de la ordenanza. Elvio Favoretti, representante de la Cámara Panaderil de Necochea, explicó a los concejales que “los panaderos estamos muy decididos a hacer cumplir el total de la reglamentación municipal que habla de la distancia entre puestos de reventa y panaderías, algo que hoy no se cumple, como tampoco mantener el producto panaderil dentro de almacenes en un determinado espacio físico para la ubicación del pan dentro del negocio. Asimismo reclaman por la aplicación efectiva de la ordenanza para evitar la venta clandestina de pan”.

 

Los concejales han acordado en la suspensión de la ordenanza para luego rever nuevamente los puntos conflictivos. Es decir, los comerciantes pueden seguir vendiendo panes en los almacenes.