Reinó ganó las PASO con amplitud

58

El actual intendente y representante de Juntos Por el Cambio, Esteban Reino, recibió un amplio apoyo de la comunidad y se impuso por amplia mayoría en las PASO, mientras que la interna del Frente de Todos quedó para Juan Pablo Vismara, quien terminó segundo en la elección.

El intendente Esteban Reino se quedó con el triunfo en las elecciones primarias y simultáneas con un porcentaje superior al 50 por ciento de los votos.

Si bien todavía faltaban datos oficiales de los resultados de algunas mesas, se sabe que Reino alcanzó un porcentaje igual o superior al del 2015 y con ello la gran posibilidad de continuar un período más al frente del Ejecutivo, teniendo en cuenta una tendencia que será difícil de revertir en octubre.

En segundo lugar quedó el precandidato del Frente de Todos, Juan Pablo Vismara, quien aventajó por amplio margen a Graciela Pilone y de esa manera se quedó con la interna de cara a las elecciones de octubre. Pilone estaba “cabeza a cabeza” disputando el tercer lugar con el precandidato de Consenso Federal, Jorge Guzmán.

En tanto, el precandidato de la Unión Vecinal de Balcarce, Mariano Mare, se quedaba con el quinto lugar aunque muy por debajo y en el último lugar el precandidato de Dignidad Popular, Adrián Junco, quien estaba contando uno a uno los votos para saber si finalmente alcanza el piso y puede participar de las elecciones generales.

Con la marcada diferencia que hacía ya irreversible el resultado, pasadas las 21,30, llegó el jefe comunal a la casa radical, donde lo esperaban funcionarios, concejales, consejeros escolares, miembros de la juventud y simpatizantes. Volvió a sonar “Ha vuelto el Matador” de Cacho Castaña que ha sido el tema de cortina de los últimos cuatro triunfos electorales del radicalismo integrado a Cambiemos y ahora de Juntos por el Cambio. El acoplado que hace las veces de escenario sobre la vereda, albergó a todos los integrantes de la lista y desde allí se escucharon las palabras de un Reino visiblemente emocionado y agradecido por el espaldarazo recibido. “No queríamos distraernos de la gestión que nos parecía que era lo más importante que teníamos para mostrar”, dijo ni bien arribó al búnker.